Panorama Político // 2018-10-28
_
Presupuestos
Exigido por el FMI, el oficialismo dio media sanción el último Presupuesto de la era Macri. Recortes, quitas, ajustes pavimentan la ruta de salida del gobierno de Cambiemos. En Mendoza los números del Gobernador Cornejo, bordean la fantasía.


 Toda realidad social es por naturaleza precaria e inestable.  Pero este delicado equilibrio puede romperse si un dirigente o un gobierno, para obtener mayores cuotas de  poder, inocula el odio, la violencia y la discriminación como modelo social. Y como todo cambio político se transforma pronto en un cambio cultural, este tipo de disvalores  acaban tiñendo el conjunto del tejido social, desgarrando los vínculos que lo sostienen. Esta mancha de intolerancia y violencia es la que se va extendiendo por América Latina,  siendo el ultraderechista Jai Bolsonaro en Brasil, la expresión antisistema que polariza más ferozmente con los valores y las fuerzas democráticas y progresistas de ese país. Si bien son muchos los factores detrás de este retroceso político, la destitución y encarcelamiento de dirigente opositores,  el militarismo, el fanatismo religioso, el individualismo y los intereses de la gran burguesía brasileña, una de las causas determinantes del retorno del autoritarismo es la inestabilidad, la pobreza y la crisis recurrente que provocan las reformas neoliberales regresivas, que son abiertamente  incompatibles con valores como la inclusión, la solidaridad y el humanismo. “Si Bolsonaro gana la elección, los brasileños pueden esperar una oleada de terror y odio”, ha manifestado recientemente el popular músico Caetano Veloso. A pesar del pesimismo de este presagio, a partir de hoy este pronóstico puede transformarse en una peligrosa realidad.

Presupuesto 2019. Ajuste y nada más. Mientras, la Argentina que dejará el Presidente Macri al concluir su mandato habrá sufrido, por su rapidez  y dimensión, uno de los peores retrocesos económicos y sociales registrados en la histórica política argentina.  El Presupuesto 2019 que el Poder Ejecutivo envió al Congreso es el espejo, que le devuelve al oficialismo, la imagen de su propio fracaso.

Con los votos justos para sesionar y  escudado por una represión policial contra la multitud que protestaba en las calles aledañas al Congreso,  el oficialismo consiguió penosamente la media sanción en Diputados del proyecto de ley. Con un tratamiento exprés  en Comisiones y sin poner sobre la mesa el acuerdo ampliado con el FMI, el oficialismo pretendió transformar el debate solo en una formalidad. Con ironía y certeza,   el Diputado Agustín Rossi acusó a los diputados oficialistas de ser “una escribanía del FMI”. Sin que el arco opositor haya tomado conocimiento de los términos de esa negociación con el organismo internacional,  el proyecto de Presupuesto 2019 quedó solo en un dibujo incompleto, que sólo fue aprobado por 138 votos de los 249 de los legisladores presentes. En este Presupuesto del ajuste, lo único que crece son los intereses de la deuda  que se incrementan en un 48% y cuyo monto total ya representa el 87% del PBI. Inmolando al pueblo argentino en el altar del “déficit cero”, la contracara de esta expansión del déficit financiero, es el brutal recorte que sufren los recursos para vivienda que caen un 48%, mientras que  en Educación y Cultura la reducción es del 23% y para Ciencia y Técnica del 17%; la caída de la inversión en salud es del 8%, del 20% en agua y saneamiento y del 20% en promoción y asistencia social. El total de los recursos que le quitan a la obra pública es del 30% mientras que, a los municipios y provincias, el recorte  alcanza los $173.000 millones, por la eliminación del Fondo Sojero y el retiro de los subsidios al transporte y a la tarifa social eléctrica. También es una fantasía más el valor del dólar, que está calculado en un promedio de $40,10, con una inflación estimada en un 23% anual y una recesión de 0,5% en la actividad económica en 2019. Muy lejos de la lluvia de inversiones, estas caen 9,7% como también lo hace el consumo que, sumado el público y el privado, se derrumban un  5%. Con estos números de la vergüenza difícilmente “toda la Argentina (termine) enamorada de Christine”, como lisonjeo el Presidente Macri a la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, el verdadera sostén del Presidente Macri y la ideóloga de este último Presupuesto del macri-radicalismo. Por supuesto, a las pocas horas de conseguir la media sanción presupuestaria, el FMI autorizó un desembolso de U$ 5.700 millones que pasa a engrosar la pesada herencia de los futuros gobiernos. En el Senado, con la colaboración de Miguel Pichetto, la sanción definitiva será un mero trámite. En el artículo “El presupuesto del FMI salió con represión”, publicado por VCF, se brinda una crónica detallada de esta tensa jornada parlamentaria.

Mendoza. Los números del optimismo. En Mendoza, el Gobernador Cornejo, mantiene  las mismas pautas presupuestarias que las adoptadas por el gobierno nacional. Aquí  también el acuerdo firmado por Argentina con el FMI, hizo sentir sus efectos perniciosos.  

La quita de subsidios para transporte público y el destinado a la tarifa social eléctrica, por parte del gobierno nacional, será  absorbida ahora por el presupuesto provincial, con un monto que supera los 1.500 millones de pesos. Como compensación a estos recortes,  el presupuesto nacional incluyó 6.500 millones para todas las provincias. Un monto exiguo si se tiene en cuenta los montos originales.

 Ya con la adhesión al Pacto Fiscal  la provincia había resignado, si se calculan los años 2018 y 2019,  alrededor de $1.500 millones por la eliminación del Fondo Federal Solidario, también conocido como fondo sojero.  Hay que tener presente que este recorte impactó negativamente en los recursos municipales ya que estos recibían un porcentaje de ese fondo  vía coparticipación. En el mes de setiembre el Presidente Macri anunció una “compensación” de 4.125 millones para provincias y municipios, una suma insignificante comparada con los 8.500 millones perdidos en el 2018 y los 26.500 millones, calculados por el Ministerio de Hacienda de la Nación, para el 2019. Sin dudas que la sociedad política del Gobernador Cornejo con el Presidente Macri no se traduce en “las efectividades conducentes”  de las que hablaba Don Hipólito Yrigoyen.

Si bien el Presupuesto provincial 2.019, que obtuvo media sanción en Diputados,  no solicita permiso de endeudamiento, la erogaciones para cancelar los intereses  de la deuda superará los $7.400 millones el año próximo, una cifra difícil de disimular. También el gobierno provincial, en una combinación de deseos con necesidades, proyectó un Presupuesto para el año próximo excesivamente  optimista. El mismo parte de la hipótesis de un improbable crecimiento de la actividad económica provincial, ya que pronostica un crecimiento de la recaudación por Ingresos Brutos, la principal fuente de recursos provinciales,   de casi un 40%. Si se tiene en cuenta que el año pasado este impuesto se estimó en un 23%, difícilmente se alcance la nueva meta en un clima de recesión y ajuste. Lamentablemente la dura realidad social y económica provincial, sumada a los recortes de transferencias que aplicó el gobierno nacional,  tornan también ilusorios los números del Presupuesto 2019 de la provincia de Mendoza.

El último documento  suscripto por Consejo Empresario Mendocino – CEM; la  Federación Económica de Mendoza - FEM y Unión Industrial de Mendoza – UIM, titulado  “Desarrollo económico de Mendoza. Perspectivas a futuro” es categórico: “Estamos ante una situación insostenible: los altos niveles de inflación y tasas de interés, las dificultades en el acceso al financiamiento, los niveles récord de presión impositiva del Estado nacional, provincial y municipal, están llevando a una fuerte disminución (en algunos casos nula) de rentabilidad de muchas actividades económicas y pérdida de competitividad, y con ello a la incapacidad para generar nuevos puestos de trabajo” afirman los gremios empresariales.

 Desde el punto de vista estrictamente político, el aniversario de San Rafael sirvió para mostrar que  la alianza Cambia Mendoza está lejos de resolver su propia interna. La sobreactuación de Alfredo Cornejo,  presumiendo que aún controla la definición de las candidaturas, fue notoria. Rodeado por Rodolfo Suárez, Omar de Marchi, y Martín Kerchner,  el gobernador confió que, de esa trilogía, salía el próximo gobernador de la provincia. Sin embargo, sin posibilidades de reelección, es consciente que ya no maneja a voluntad las riendas del partido y menos aún la de la alianza. Rodolfo Suarez, el intendente de Capital, es uno de los díscolos.  Apadrinado por el Ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y apoyado por los “territoriales”, que lideran un grupo de intendentes que están migrando del “cobismo”, ante la abrupta caída de la imagen de Julio Cobos, por el bochorno que protagonizó con su novia Natalia Obon. Por otro lado avanza sin pausa el  proyecto PRO, Omar De Marchi gobernador. Esta semana, para mostrar densidad política, consiguió una reunión con mismísimo Presidente Macri. La foto de campaña del intendente de Luján de Cuyo, convidando alfajores regionales al primer mandatario, fue generosamente promocionada por los medios oficialistas. Mientras, el Ministro Martín Kerchner, el candidato predilecto de Alfredo Cornejo, sigue sin despegar.  La manifestación de los vecinos y docentes de Lavalle, portando pancarta con la leyenda “El ítem aula mata”, en alusión al deceso de la maestra Miriam Azzolina no ayuda. Tampoco suma, dar de baja al supervisor Ricardo Ermilli a quien, previo revisar su cuenta de Facebook, el gobierno echo por “manifestaciones injuriantes contra el gobernador”. Toda una definición del grado de libertad existente.

En tanto, el Partido Justicialista, se prepara para el recambio de sus autoridades.  El diputado Guillermo Carmona, quien será ungido presidente de ese espacio político, si bien está en condiciones de asumir el desafío, deberá remontar un peronismo con muchas  contradicciones aún no resueltas. Una de ellas quedó expuestas esta semana cuando el Diputado Omar Félix tuvo que aclarar, mediante un comunicado y respondiendo críticas, según su juicio,  “basadas en falacias”, que él votó en contra el Presupuesto Nacional. También la elección de Matías Stevanato, para suceder a Alejandro Bermejo como candidato a intendente maipucino, fue otra novedad que generó variadas  especulaciones y tensiones al interior del peronismo. Esta decisión, al parecer tomada exclusivamente por los hermanos Bermejo con el fin de promover un “recambio generacional”, suma a un dirigente que, sin estructura propia,  debería asegurar las chances electorales del peronismo en ese departamento. Todo queda por ahora, solo en el terreno de la especulación.


/ En la misma sección
/ Panorama Político
Haz lo correcto