Columnistas // 2022-09-05
_
¿Cómo te imaginas un bono de sueldo, con cláusula gatillo, sin item aula y con Suaf igual a la Nación?


Patricia Arias, es una docente que sabía de los descuentos por ir a reclamar su derecho a un salario digno a la Casa de Gobierno, lo que nunca se imaginó es que por 3 días de reclamo le descontarán el 20% del mismo, una locura. Entonces ¿Qué debe hacer el docente para reclamar por sus derechos?

Si algo supo Suarez desde el inicio de su Gobierno que la única forma de seguir bancando los privilegios de subsidios “millonarios” a los empresarios del transporte de colectivos, a los beneficiarios de Mendoza Activa en todas sus versiones; es tener superávit, y donde podía echar mano era ajustando a sus propios trabajadores. Por lo que eliminó la cláusula gatillo que protegía a los trabajadores estatales de la inflación. Así, el efecto pandemia y el efecto de las malas negociaciones salariales han logrado dejar a policías, docentes, enfermeros,
municipales, a todos, debajo de la línea de la pobreza, hoy con uno de los promedios salariales más bajos del país.

Los trabajadores de la provincia, siempre quedan a merced a lo que el gobierno le parezca bien.

OJO, si vas a reclamar que te ajusten el sueldo por inflación

RECLAMAR ES UN DERECHO CONSTITUCIONAL, NO UN CAPRICHO DEL TRABAJADOR; muchos piensan que si no vas a trabajar, no tenes derecho a cobrar esos días. Y que si los docentes hicieron huelga es correcto que se los descuenten; son odiadores no trabajadores.

Aunque parece acertado o te hicieron creer es lógico, no es así. El primer y más importante cuerpo legal que consagra el Derecho a huelga y protege de esta manera a quienes decidan ejercerlo es nuestra Constitución Nacional, la que en su Artículo 14 bis establece, en el segundo párrafo, los Derechos colectivos del trabajo, garantizando a los gremios el de la
negociación colectiva y el Derecho de huelga.

La Ley Nº 20.744 de Contrato de Trabajo establece la protección del Derecho a huelga en varias partes de sus artículos 243, 244 y 245. Especialmente, el Artículo 244 reza: "El empleador no podrá concertar durante el tiempo de duración de la huelga u otras medidas de acción directa aprobadas por la organización sindical pertinente nuevos contratos de trabajo que tiendan a sustituir o reemplazar en su cargo al trabajador, ni adoptar medidas disciplinarias en su contra, ni alterar la situación o condición en que se encuentra revistando en la empresa".

El ítem aula es un adicional por presentismo, que se ha convertido dada la pobreza salarial no solamente en un incentivo, sino en parte esencial del sueldo, dado que ocupa un diez por ciento del mismo. Las maniobras evasivas y dilatorias del Gobierno llevó a la protesta y la huelga como única manera de recomponer mínimamente los ingresos, básicamente los
obligó a faltar y en meses diferentes. Ahora el castigo aleccionador es un descuento de los días y del 20% del sueldo, que es la adopción de una auténtica represalia económica contra el empleador que no acate los decretos de aumentos impuestos, aunque eso lo deje cada vez más abajo de la pobreza.

En la Legislatura he presentado dos proyectos de Ley para recuperar la “Cláusula Gatillo” y la eliminación del “Ítem Aula”, para evitar el aprovechamiento y abuso que ha hecho la gestión de Suarez, no hemos logrado su tratamiento por que tanto los bloques mayoritarios de la UCR como el PJ no dan el quórum necesario, entre bueyes no hay cornada.

Las Asignaciones Familiares ¿Por qué Suarez elige que tus hijos “valen” menos?

Los anuncios realizados por el ANSES referidos a las Asignaciones Familiares abarcan exclusivamente a los trabajadores en relación de dependencia con Ingresos familiares brutos inferiores a los $131.208 mensuales (rango 1). En esos casos, el salario familiar por hija o hijo pasará de $10.126, vigentes desde octubre de 2021 cuando se aprobó un plus extraordinario, a $20.000. Pero estos anuncios no se aplican a los trabajadores en relación de dependencia de la Provincia que van a seguir recibiendo por su hijo la suma de $762.

Es enorme la disparidad que existe entre los montos de las asignaciones dispuestos a nivel provincial y los que paga la ANSES a empleados en relación de dependencia y monotributistas. Algo que queda a simple vista si se comparan los $20.000 que paga ANSES por Asignación por Hijo contra los $762 que percibe el personal de Administración pública en Mendoza por ese mismo concepto con iguales ingresos, una diferencia de 20 veces menos.

En una familia tipo adquiere una mayor relevancia tener por un lado familias que tal vez vivan en el mismo barrio, que lleven sus hijos a la misma escuela, pero una dispone de $40 mil y la otra solo $1500. La diferencia es lo que se ahorra el Gobierno Provincial.

Así también remarcar que los rangos que comprende la ley provincial 7377 en contraste a las asignaciones nacionales, establece rangos muy inferiores en cuanto a los ingresos, por ejemplo el personal administrativo provincial con ingresos superiores a 64 mil $ se encuentra comprendido en el mayor rango, y en ANSES aún se ubicaría en el primer rango con la mayor
asignación, lo más injusto es que hacen una tabla de degradación de los montos, llegando a 170 mil de ingresos totales quitan las asignaciones por hijo, prenatal y escolaridad.

Las Asignaciones Familiares constituyen una institución destinada a la protección del grupo familiar. Son prestaciones de la seguridad social, no remunerativas, que tienen por fin cubrir la contingencia social de cargas de familia, para sustentar económicamente.

En nuestra carta Magna el Artículo 16 y Artículo 75 Inc. 23, establece igualdad y no discriminacion para todos los ciudadanos del territorio argentino, como así también la ley nacional 26.061 Ley de Proteccion de Niños, Niñas y adolescentes, que vela para que los Organismos del Estado aseguren políticas, programas y asistencia apropiados para que la familia pueda asumir adecuadamente esta responsabilidad, y para que los padres asuman, en
igualdad de condiciones, sus responsabilidades y obligaciones; la respuesta a porqué existe esta grandísima diferencia entre lo que cobran todos los trabajadores privados, estatales nacionales, monotributistas versos los trabajadores estatales mendocinos tiene que ver con el ahorro que hace el Gobierno de la provincia en su calidad de Empleador, donde las empresas y gobierno nacional contribuyen al fondo de las asignaciones nacionales, el gobierno de Mendoza se lo ahorra y paga miserias en base a no actualizarlas, como lo hace con los salarios. Un gran ajuste que no es reclamado en paritarias porque sobre eso no ganan los sindicatos.

En la Legislatura desde el 2019 presentamos un proyecto de Ley que persigue igualdad en las condiciones y montos en las asignaciones familiares tanto para la administración pública provincial como a las personas que las perciben en relación de dependencia mediante ANSeS, para que no exista discriminación en esta prestación para todo grupo familiar, quienes cursan las mismas cargas familiares que estás asignaciones vienen a sustentar y palear ante la presente crisis. A la fecha no hemos logrado su tratamiento porque tanto los bloques mayoritarios de la UCR como el PJ no dan el quórum necesario, entre bueyes no hay cornada.

El Triste Final

La degradación y precarización que se ha llevado a cabo por los grandes partidos mayoritarios en el gobierno a los trabajadores de la educación, salud, fuerzas de seguridad, registros, limpieza, etc, etc, todos esenciales a la hora de dar servicios, también se han ido degradando y precarizado los mismos servicios donde trabajan. No es casual la pérdida permanente de producto bruto geográfico de Mendoza. Gran parte de nuestros niños y niñas vienen sufriendo de falta de educación, falta de escuelas con infraestructura adecuada, sin merienda saludable para poder estudiar, con docentes y celadores empobrecidos al máximo, con la falta de salud dado los cierre de centros de salud, Osep quebrada, hospitales
colapsados, médicos y enfermeros que se van al sector privado o emigran.

Como una provincia va a progresar, crecer, generar trabajo, industria y desarrollo cuando gran parte de su población que trabaja en el Estado y sus hijos e hijas, viven debajo de la línea de la pobreza, por los salarios más bajos del país, las asignaciones familiares más bajas del país, y lo obra social más quebrada del país. Recuerden que en las elecciones entre bueyes no hay cornada.


/ En la misma sección