Columnistas // 2021-08-13
_
PANORAMA POLÍTICO
Con la misma pilcha, la misma melena
Ya en campaña electoral las principales fuerzas políticas muestran su juego. Sin ideas ni propuestas, en Mendoza los personajes se repiten. Solo cambian de casillero. El gobierno nacional confía en la unidad y la gestión. Los cambios de ministros y el negacionismo opositor.


La estrategia del Gobierno de Alberto Fernández de cara a las contiendas de septiembre y noviembre poco a poco va apareciendo con nitidez: apoyarse en la sólida planificación sanitaria en materia de vacunación y mostrar la inercia positiva que empieza a evidenciarse en indicadores económicos propios y ajenos. Entre los argumentos tangibles, tanto Alberto como sus ministras y ministros se muestran muy activos en detallar programas concretos distribuidos en toda la geografía nacional.

Entre ellas, y por tratarse de Mendoza, merece una mención aquí la remodelación del aeropuerto de San Rafael, en donde se invertirán casi 2.000 millones de pesos para transformarlo en uno de los más modernos del país en cuanto a tecnología e instalaciones.

El anuncio ya trajo idas y vueltas con Rodolfo Suárez quien pretendía exhibirlo como logro de su gobierno, no sabemos de qué manera. Su enojo se manifestó en un mezquino reclamo de apertura del aeropuerto de Mendoza para extranjeros pretextando daños al sector turístico, por fuera de las estrictas medidas de control que se han tomado para impedir el ingreso de la variante Delta del Covid 19 al territorio nacional.

En el contexto nacional, el fuego amigo dejó algunos heridos en la interna santafecina del Frente de Todos, cuyas esquirlas alcanzaron al gobierno  nacional.  La decisión de Agustín Rossi  de disputar  una banca para el senado de la nación, enfrentando en las próximas PASO  al gobernador Omar Perotti,  le costó dejar su cargo como ministro de Defensa, el que desempeñó  en medio de la pandemia, durante un año y siete meses. La calurosa e inédita despedida tanto de la cúpula de las Fuerzas Armadas como de miembros del  gabinete revelan las capacidades políticas como así también las cualidades como administrador que demostró tener el Chivo. Deja como principales  activos de su paso por Defensa el FONDEF (una monto de recursos extraordinarios para el reequipamiento de las FFAA), nuevos proyectos de industria para la Defensa, la Operación General Manuel Belgrano, destinada a la  protección civil ante la emergencia por el Covid-19; la regularización salarial del personal militar, el pago de sentencias judiciales, como también la liquidación de las pensiones graciables instituidas por Ley N° 24.310 para los Veteranos de Malvinas, entre otras tantas iniciativas. En su reemplazo fue designado Jorge Taiana un experimentado hombre de gobierno que tendrá el reto de sostener una gestión que Rossi dejó con una vara muy alta. 

Resultó curioso, e indignante, la posición anti malvinera exhibida sin apocamiento por candidatas, dirigentes e intelectuales adscriptos a Juntos. Mostrar a las claras el profundo desinterés que comparten por la Cuestión Malvinas parece formar ya parte de la agenda de campaña. Los ejemplos abundan. Las Malvinas no son ni NUNCA fueron Argentinas, o  Las Malvinas no existen. Las Falkland Islands son de los kelpers, son algunos de los posteos que difundió en las redes la candidata capitalina Sabrina Ajmechet. Ya la presidenta del PRO, Pato  Bullrich,  había ironizado con entregar los derechos de soberanía de Malvinas a cambio de alcanzar un acuerdo con Pfizer, el único laboratorio, norteamericano claro, a quien la derecha vernácula confiaría sus valiosos brazos. El disparate más absurdo estuvo a cargo de la inefable Beatriz Sarlo, quien evidentemente se siente más cómoda en las highlands escocesas que en la prosaica meseta patagónica. "Las Malvinas son un territorio británico. Cuando la gente dice ´son argentinas' no se sientan ni un minuto a pensar, si son argentinas, si no son argentinas, ni qué son las Malvinas. Es un territorio que se asemeja al sur de Escocia", una declaración que sonrojaría hasta el propio Boris Johnson.  Superada la estupefacción inicial, los repudios llovieron sobre sus cabezas, cosa que a los “tories” de Palermo Chico, no pareció molestarles especialmente. Su programa antipopular y probritánico le impide compartir con el mundo plebeyo la defensa de la soberanía sobre nuestro  territorio nacional.

Si en Mendoza las campañas políticas no han prendido y tienen poca empatía en la sociedad, ensimismada en el devenir cotidiano de lidiar con los desafíos que le plantea la realidad, también podemos certificar que las boletas electorales no les deparan demasiadas primicias en cuanto a renovación dirigencial se refiere. Ex gobernadores, ex candidatos y ex candidatas, actuales senadores que se postulan a diputados y actuales senadoras que se postulan a senadoras nacionales. Hasta diputados renunciantes que son premiados con candidaturas provinciales. Todo ello en un clima matizado por una oquedad alarmante en cuanto al debate de fondo sobre el futuro de la provincia.   

Indudablemente que el ritmo político de la semana en Mendoza lo imprimió la decisión del Juez Electoral, el industrioso Walter Bento. Sin esperar al lunes, le dio un portazo en la cara a las pretensiones del clan cornejista de impugnar la presencia de las boletas señaladas feamente como “colectoras” situación que afectaba especialmente al FdT pero también a otros espacios políticos. El argumento era cantado: la prevalencia de la Ley Nacional en comicios unificados, que no las prohíbe, y que Cambia Mendoza no es parte interesada. Sorprendió que CM no lo apelará, pese a las bravatas inspiradas en una ética vidriosa. Claro que estos mismos principios cuáqueros no serían aplicables al caso del gobernador-candidato.

Mientras tanto el titular de Desarrollo, Matías Kulfas, recaló en Mendoza y en compañía de los principales candidatos del Frente de Todos, Anabel Fernández Sagasti y Adolfo Bermejo hizo un repaso de los aportes en materia de sostenimiento de empleo y políticas productivas que ha hecho la Nación para la provincia durante los últimos 15 meses (veinte mil millones de pesos) y lanzó el programa de empleo "Te Sumo" que incentiva la contratación de jóvenes de 18 a 24 años.

Además, tuvo tiempo para la firma de un convenio con la provincia para la creación de un nodo de conectividad ARSAT localizado en el polo TIC de Mendoza y de una carta compromiso para el desarrollo de la red federal de fibra óptica. En esta cita fue acompañado por funcionarios locales, candidatos oficialistas y opositores. Kulfas detalló que durante 2020 y 2021, el programa Soluciona (reactivación de la economía del conocimiento) ha brindado asistencia financiera por $1.800 millones a 160 proyectos de la Economía del Conocimiento de empresas, cooperativas, universidades, fundaciones y cámaras de todo el país, que generan productos y servicios con un alto valor agregado. Este gesto del Ministro fue calificado como “antigrieta” hasta por los que  cultivan esta estrategia con propensión obsesiva.

No todas las noticias son tan ponderadas. Dos temas emergen con fuerza y pone nerviosos a los funcionarios y a las y los candidatos oficiales. Uno es la inseguridad. En los últimos tiempos ha ido ganando espacio en la prensa, aún en la que figura en la pauta, la delicada situación que en esta materia muestra la provincia. Para sorpresa de todes, el Ministro del área Raúl Levrino no aparece ni en las fotos de archivo.

El otro tema conflictivo es el de los salarios estatales especialmente de los profesionales de la salud, ahora villanos, en donde uno de sus gremios referentes es AMPROS, que siempre ha jugado a favor de Cambia Mendoza, es el principal impulsor de las medidas de fuerza que impactan directamente en la línea de flotación del oficialismo provincial. Se avizora una dura negociación a contrarreloj que requerirá esfuerzo y recursos de parte del gobierno para evitar nuevos frentes de conflicto que creía controlados.

La idea-fuerza del oficialismo mendocino es que todos los aciertos son patrimonios del Suárez-Cornejo y los errores, las carencias y las debilidades son responsabilidad del gobierno nacional. Incluso ahora que debido a la baja sostenida de casos que se verificó en las 3 últimas semanas, el nuevo DNU autorizará nuevas aperturas. Cosa que para Cornejo, con su inveterada costumbre de ver la paja en el ojo ajeno, acusa ahora al gobierno nacional de levantar restricciones por la campaña electoral !!. Sin palabras.


/ En la misma sección
/ Columnistas
Lo que fue y lo que será en Chile