Columnistas // 2020-05-23
_
Peronismo, cultura y federalismo.
En este mes de la Patria, reflexionar sobre nuestra historia política, cultural y ambiental es una acertada elección.

????????????

Para quienes asumimos el sendero del pensamiento nacional, dirigir la atención a las realizaciones culturales del peronismo, nos llena de orgullo y de compromiso a futuro. Ese legado nos desafía a mejorarlo, profundizarlo y hacerlo patrimonio de las mayorías nacionales. 

Podemos empezar por algunas grandes definiciones que nos formatean como gestores culturales del peronismo.  Las dos citas siguientes son señaladas  por el sociólogo Aritz Recalde en “El peronismo y la soberanía cultural”: 

http://sociologia-tercermundo.blogspot.com/2011/11/el-peronismo-y-la-soberania-cultural.html 

“Las riquezas artísticas e históricas, así como el paisaje natural cualquiera que sea su propietario, forman parte del patrimonio cultural de la Nación y estarán bajo la tutela del Estado, que puede decretar las expropiaciones necesarias para su defensa y prohibir la exportación o enajenación de los tesoros artísticos. El Estado organizará un registro de la riqueza artística e histórica que asegure su custodia y atienda a su conservación”.  - Constitución Argentina de 1949

“En el área de la Cultura, se posibilitará el rencuentro con la auténtica cultura nacional, el rechazo de toda concepción elitista y sectorial, la libre participación y la igualdad de oportunidades en la actividad cultural, la atención a las particularidades regionales y locales, la adecuada utilización de los medios de comunicación masiva, la toma de conciencia de la unidad latinoamericana, la apertura a los valores trascendentes y las manifestaciones universales y el ordenamiento de la administración cultural”. Plan trienal para la reconstrucción y liberación nacional “ 

Estos dos grandes lineamientos estratégicos se han ido cumpliendo a lo largo de la historia de nuestro movimiento y  en el ejercicio del poder, cuando pudimos asumir, democráticamente y sin proscripciones, a la conducción del Estado.

El Federalismo real 

En esta nota me voy a referir a una de las últimas realizaciones del peronismo durante la gestión 2003- 2015 y en particular a la etapa que arranca con los festejos del Bicentenario en el año 2010. El  habernos tocado proponer y conducir estos festejos nos dió  la enorme oportunidad de hacer realidad viejos anhelos, que profundizaron el federalismo  cultural, tan declamado y tan poco desarrollado por los políticos liberales de todo pelaje.

En el conjunto del período de gobierno 2003- 2015,  la infraestructura cultural se expandió como nunca en toda la historia argentina. Ejemplo de ello son las 116 Casas del Bicentenario edificadas en todo el territorio nacional; la Casa Central de la Cultura Popular en la Villa 21-24 de Barracas-CABA; los Museos del Bicentenario y de Malvinas, las refacciones y reacondicionamiento de museos y salas, y la creación del más grande centro cultural de América Latina, el Centro Cultural Kirchner, muestran la construcción pública de miles de metros cuadrados para la producción y el disfrute artístico y cultural de todos los argentinos. En Mendoza también se logró, merced al Fondo Solidario Federal, conformado por las retenciones a la soja, la construcción del Centro Cultural Le Parc. 

Por su parte el Instituto de Cine y Artes Audiovisuales, INCAA, tomó unas de sus decisiones más federales: la descentralización de la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica, ENERC,  en las Regiones y hoy la escuela  dispone de sedes en el NEA, NOA, Patagonia, Cuyo y Centro (Buenos Aires). Todos los argentinos pueden ahora estudiar cine en lugares cercanos a su vivienda, cumpliendo con “la libre participación y la igualdad de condiciones”  que citábamos más arriba. Sumamos las Salas INCAA repartidas en todos los puntos de la Patria y los concursos que permitieron el crecimiento del cine nacional como nunca antes.  

Muchas otras decisiones se tomaron en el sentido de afirmar el federalismo y la descentralización real de recursos en las provincias. La CONABIP, Comisión Nacional de Bibliotecas Populares,  aportó lo suyo igual que el INT; los MICA;  el MICSUR;  la adopción, después del éxito obtenido en el Brasil de Lula,  del  Programa Puntos de Cultura; la realización de los Congresos Nacionales de Cultura; la creación del INAMU y de SAGAI, entre otras.  

C:\Users\ESCRITORIO\Pictures\cas de la cultura.jpg

Casa de la Historia y la Cultura  “Juanita Vera “– Lavalle –Mendoza 



 

¿Qué son, dónde están y qué función tienen las Casas de la Historia y del Bicentenario?

“Las Casas de la Historia y del Bicentenario  son espacios culturales regionales capaces de fortalecer las economías creativas e impulsar la cultura como motor de desarrollo social, promoviendo el trabajo en red con instituciones públicas, privadas y de la sociedad civil.

Las Casas de la Historia y la Cultura del Bicentenario, cuentan con talleres, seminarios, espacios de arte y tecnología, puntos comunitarios de gestión cultural, dispositivos para núcleos de acceso al conocimiento.

El objetivo es promover la inclusión social a través del desarrollo de actividades culturales, contribuir a la consolidación de la identidad cultural y generar oportunidades de empleo y capacitación.

¿Qué pueden hacer ahí los vecinos?

Pueden informarse, capacitarse, interactuar y apoyar, en muchos de los casos, a los artistas locales que encuentran en las Casas del Bicentenario, un espacio único de difusión y promoción de su arte. Además, pueden participar de capacitaciones y actividades culturales para todo público.

En este marco, el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, la Secretaría General de la Presidencia de la Nación, la Secretaría de Cultura de la Nación, el Instituto Nacional del Teatro y el Instituto Nacional del Cine y Artes Audiovisuales se unieron para desarrollar, en distintas localidades del país, espacios dedicados a la valoración histórica y cultural de los pueblos mediante la construcción, ampliación o refacción de Casas de la Historia y la Cultura del Bicentenario. Ver: http://casahistoriacultura.trabajo.gob.ar/?id=proyectos  

Algunas de las ciudades que ya disponen de estas casas: Junín y Lavalle ( Mendoza) ; Trenque Lauquen, Lobos, Otamendi , Ezeiza, Avellaneda y Tandil (Buenos Aires); Villa 21 Barracas (CABA) ; Porteña, Las Varillas, Colonia Caroya, Monte Maíz, Villa General Belgrano, Calchín Oeste (Córdoba); Santo Tomé, Reconquista, Cañada de Gómez, Recreo, María Juana, Fray Luis Beltrán, Sunchales, El Trébol (Santa Fé); General Campos, Aranguren, San José  (Entre Ríos); Toay, Caleufú, Rancul, Victorica, Guatraché  (La Pampa);  Albardón, Jáchal (San Juan) ; Termas de Río Hondo, Villa Ojo de Agua , Frías, La Banda (Santiago del Estero) ; Tafí Viejo , Concepción, Yerba Buena (Tucumán) ; Centenario (Neuquén) ; Montecaseros ( Corrientes);  Salta Capital (Salta); Palpalá, San Pedro  (Jujuy);  Las Grutas, San Antonio Oeste ( Río Negro) ; Villa de Merlo ( San Luis) ; Puerto Madryn  (Chubut) ; Perogurria , Curuzú Cuatiá (Corrientes) ; Oberá, Aristóbulo del Valle, Montecarlo (Misiones) ; Corzuela, Santa Angela,  Machagai (Chaco) ; Jacobacci ( Río Negro) ; Milagro (La Rioja), Las Juntas ( Catamarca),  entre otras

C:\Users\ESCRITORIO\Pictures\casa las juntas.jpg

Casa de la Historia y la Cultura – Las Juntas – Catamarca 

Las  Casas de la Historia y del Bicentenario constituyen la más grande expresión del federalismo cultural realizada en los últimos años. La Propuesta original era hacer 200 Casas en distintas ciudades del país. Se alcanzaron a construir e inaugurar 116. El proceso fue interrumpido al concretarse  la más grande estafa electoral de la historia argentina y como consecuencia de ella, la asunción de Macri y sus aliados de Cambiemos en 2015. 

Hoy estamos de nuevo en el camino que nunca debimos abandonar. Y al finalizar la pandemia, la Red de Casas de la Historia y del Bicentenario será parte del circuito cultural nacional que la Argentina nacional y popular  se comprometió a construir. 

 


/ En la misma sección
/ Columnistas
¿Que se esconde detrás del negocio de las tachas?