Columnistas // 2021-11-03
_
Canje de deuda por acción climática ¿En qué consiste la propuesta de Alberto Fernández?
Al participar de la Cumbre de Líderes de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), que se desarrolla en Glasgow, el presidente argentino en conjunto con otros países, están solicitando este tipo de medidas para enfrentar el cambio climático.


América Latina es acreedora ambiental, ya que mantiene las mayores reservas naturales y biodiversidad en el mundo. Además, comparativamente, es menos contaminante que otras regiones, aunque, se encuentra entre las más afectadas por las consecuencias del cambio climático. Es decir, la región no disfruta de los beneficios del desarrollo industrial asociados a actividades contaminantes, pero sí es de las que más sufren sus efectos. Al mismo tiempo, es la mayor reserva de recursos naturales, alimenticios y energéticos que son tan requeridos por la humanidad en su conjunto. De modo que sería razonable que la región incremente la protección del medio ambiente a partir de beneficios concretos o mecanismos de alivio financiero en el marco de un acuerdo internacional. Este parece ser el razonamiento central que un grupo de países está haciendo a la comunidad internacional, entre ellos la Argentina. 

El presidente Alberto Fernández sostuvo en la COP 26 que "es necesario aplicar la emisión de los Derechos Especiales de Giro del Fondo Monetario Internacional a un gran pacto de solidaridad ambiental" y aseguró que países como la Argentina "constituyen un sostén a los medios de vida de todo el planeta y contribuyen a la seguridad alimentaria mundial". "La región -continuó- es acreedora ambiental ante el mundo, porque no fuimos los que más contribuimos al calentamiento global y el mundo no podría vivir sin nuestra naturaleza".

El impacto sobre los recursos y bienes naturales ha superado límites que plantean desafíos concretos que deben ser atendidos por toda la humanidad. Sin embargo, las responsabilidades son comunes pero diferenciadas, ya que debe tenerse en cuenta quienes se han beneficiado en mayor medida de las actividades que han derivado en el calentamiento global. Por otro lado, es importante remarcar que los países ricos se han comprometido hace años a financiar a los países en desarrollo para poder tener acciones climáticas en beneficio del sistema global.

En este escenario, los países como la Argentina constituyen, a través de sus ecosistemas, un soporte a los medios de vida de todo el planeta. Al mismo tiempo contribuyen a la seguridad alimentaria mundial. Sin embargo, el endeudamiento y las limitaciones estructurales, así como las necesidades de bienestar social impiden, en muchos casos, destinar recursos a las actividades de protección ambiental. Incluso todo lo contrario, la necesidad de divisas y de rápido crecimiento económico hace que estos países se inclinen por actividades extractivas que deterioran el medio ambiente. 

Argentina está pidiendo "canje de deuda por acción climática" para que el país pueda reducir su deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) a cambio de acciones ambientales. En ese sentido es importante el concepto de deuda ambiental que tienen los países contaminantes con los no contaminantes. Se debe alcanzar un gran pacto ambiental internacional, que incluya a los países de bajos ingresos y renta media, y que sirva para extender los plazos de las deudas y la aplicación de menores tasas. Estos aportes deben estar acompañados por medios para su implementación que permitan una transición hacia una economía limpia y resiliente a los impactos del cambio climático. 

El canje de deuda pública por acción climática es un reclamo de algunos países como Argentina que se reeditó en la cumbre global del clima COP26. Se trata de proteger ecosistemas en las naciones con alto grado de biodiversidad en favor de la mitigación del cambio climático pero que, al mismo tiempo, se alivie para esa economía la carga de la deuda pública. En el caso de Argentina, los objetivos más grandes apuntan al freno de la deforestación del bosque chaqueño o el control sobre los humedales del litoral.
 


/ En la misma sección
/ Columnistas
Lo que fue y lo que será en Chile