Mendoza // 2019-07-02
_
Moratoria Previsional para mujeres
Las amas de casa continúan la lucha por su jubilación
El viernes pasado se realizó un encuentro nacional en La Rioja donde el Sindicato de Amas de Casa puso de manifiesto la lucha que atraviesan para conseguir un salario y una ley de jubilación definitiva para las mujeres que trabajan en sus casas. En diálogo con VCF, Pupi Palero explicó los alcances de la moratoria que extendió el gobierno.


El viernes pasado se reunieron en La Rioja delegaciones de mujeres de todas las filiales del Sindicato de Amas de Casas de la República Argentina (Sacra), en un encuentro donde estuvieron presentes el gobernador de La Rioja Sergio Casas, otros referentes del gobierno provincial, e integrantes de las listas de legisladores nacionales y provinciales del Frente de Todos que compartieron discursos junto a la Secretaria General del SacraLa Rioja Andrea Cruz y la Secretaria General a nivel nacional: Lucila “Pimpi” Colombo.

El Sindicato se gestó en el año 1983, y desde entonces viene luchando por el reconocimiento del trabajo no remunerado que realizan las amas de casa para que tengan los derechos de cualquier trabajador/a: tales como un salario, una jubilación, además la conformación del sindicato y la obra social para cobertura de salud a la trabajadora y sus familias.

Este 23 de julio vencía la moratoria contemplada en la Ley de Reparación Histórica (Nº 27260), y que el poder ejecutivo podía extender por tres años más. Finalmente, y gracias a la movilización de este sindicato el gobierno extendió la moratoria que está destinada a mujeres nacidas a partir de 1955 que tenían 18 años en 1973 y, de entonces, aportaron al menos cuatro años hasta el 31 de diciembre de 2003. A este universo, al que le faltarían como máximo 26 años de aportes jubilatorios, se le permite "comprar aportes". Es decir, pagarlos a partir del momento en que se jubilan, con cuotas mensuales que rondan los 475 pesos promedio.

En diálogo con VCF, la delegada en Mendoza de Sacra, comentó que “la movilización de este año y el año pasado fue fundamentalmente para obtener la moratoria, sabiendo que es un parche a la situación previsional de las amas de casa. Es cierto que se venía pidiendo como medida de urgencia la prórroga de la moratoria, pero para nosotras es una medida incompleta, y seguiremos trabajando por una ley definitiva de jubilación de amas de casa para que estén incluidas en el sistema previsional”.

En un año electoral el sindicato está en todas las provincias dando a conocer la situación de amas de casa a las y los distintos integrantes de las listas nacionales y provinciales, “para que se comprometan con esta temática, la conozcan y puedan intercambiar con aquellas mujeres de carne y hueso que están esperando la posibilidad de que al cumplir esa edad el estado les reconozca los años trabajados, y la sociedad también”.

De hecho, esta lucha también se inscribe en la lucha feminista, la de reconocer el aporte que hacen las mujeres amas de casa a la economía local y nacional, y también el aporte que realizan las mujeres a la construcción de la comunidad, y de una sociedad. “Es una obligación dar a lasmujeres la dignidad que se merecen como cualquier otro trabajador o trabajadora”, apuntó Palero.

En el marco de un año electoral, fue que la delegación del Sacra de Mendoza se hizo presente en La Rioja, donde aprovecharon el contexto para hacer fuerte el pedido a los candidatos y candidatas nacionales y provinciales de exigir que en el Congreso se trate el proyecto de ley que incluiría a las amas de casa al sistema previsional argentino, ya presentado en 2018 y este año otra vez. En este sentido, Palero señaló que “es importante que candidatos y candidatas se empapen de nuestra lucha y puedan intercambiar con las mujeres que trabajan día a día, sabiendo que el objetivo es que puedan jubilarse con dignidad”.

Respecto a la moratoria, la delegada del Sacra Mendoza explicó que una mujer para jubilarse necesita estar entre los 60 y 65 años de edad, y tener 30 años de aporte en el sistema formal. Lo que sucede es que las amas de casa no tienen aportes en el sistema formal, por eso es necesario que el sistema previsional permita la adhesión a la moratoria financiando la totalidad de aportes faltantes. Las medidas anteriores alcanzaban a cubrir ese financiamiento pero la fecha de corte en el 2003 no fue modificada y hoy sólo pueden financiarse 26 años de aporte, por lo que quedan 4 años restantes; el año que viene serán 5, el que viene 6 y luego 7 años. “Es imposible para las amas de casa de esa edadcompletar aportes trabajando en el sistema formal, o comprar los años de aporte que son excesivamente caros, una mujer de los sectores populares no podría pagarlo”.

A su vez, es cierto que son mujeres de entre 60 y 65 años, y si no pueden financiarse esos años de aporte, tampoco sería una realidad que puedan empezar a aportar en el sistema formal porque ya de por sí el mercado laboral las rechaza, y más en un contexto de nivel de desempleo tan alto, donde las más afectadas son las mujeres. Entonces, las mujeres que se puedan jubilar de aquí al2022 van a tener que tener al menos entre 4 y 7 años de aportes para ese momento.


/ En la misma sección
/ Mendoza
Ingreso de turistas extranjeros: Suárez y de Pedro se reunieron para avanzar en acuerdos
/ Mendoza
Advierten sobre "cuento del tío" con la campaña de vacunación