Argentina // 2022-12-04
_
Panorama Político
ROLL OVER. UNA SAGA DE TERROR
El gobernador Suarez cranea un decreto para refinanciar la millonaria deuda en dólares que tiene la provincia. El culebrón entre Irrigación y el Iscamen terminó en ruptura. A pesar del dedo de Cornejo, florecen los candidatos al sillón de San Martín. La economía nacional crece por encima de las previsiones. Bochorno de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados.


Como siguiendo la progresión de una saga  macabra, que podría llamarse “Rolleador Serial”, el gobernador Rodolfo Suarez confesó esta semana que está craneando emitir un decreto para refinanciar la deuda en moneda extranjera que tomó su antecesor y jefe político, Alfredo Cornejo, de los que vencen cerca de 120 millones de dólares en 2023

De todas maneras, este recurso espurio de elución de la legalidad que constituye el decreto, busca superar el cuestionamiento que había marcado el Fiscal de Estado Fernando Simón quien juzga imprescindible que la renegociación obtenga el voto positivo de los 2/3 del Senado. La “solución alternativa” tiene asidero por la complicidad de la cobertura mediática bajo nómina y del poder judicial. El gobierno contempla agotar las instancias que prevé el sistema jurídico provincial, a sabiendas de que la última instancia, la Corte Suprema, fallará a su favor producto del “alineamiento automático” logrado a partir del nombramiento de ex funcionarios (y una ex funcionaria judicial) en estos cargos clave que tienen larga militancia partidaria.

"Vamos a llegar a las últimas instancias que haya que llegar, la judicial si es necesario", advirtió Suárez.

La idea del decreto en realidad proviene del Secretario de Hacienda, Víctor Fayad (h) que ya fue cuestionada en la Legislatura por las fuerzas opositoras y por la Fiscalía de Estado, consiste, ni más ni menos, que en bicicletear la deuda pagando solamente los servicios de amortización de capital en dólares en 2023, tomando una nueva deuda en pesos. En todo caso no se cuestiona ni se plantea una estrategia de desendeudamiento progresivo que le quitara incertidumbre a la ya frágil situación de la provincia en materia de ingresos. Actualmente, el presupuesto de Mendoza depende de los recursos nacionales (no solo de los coparticipables) en un porcentaje cercano al 60%.

Esta “creativa” solución, al margen de la constitución provincial a la que dicen venerar los gobernantes radicales, significaría palmariamente el reconocimiento de la profundidad de la crisis institucional en la que se viene deslizando la provincia en los últimos años.

La institucionalidad a palos: Otra perlita de las deficiencias de la gestión de CM esta semana fue evidenciada en la ruptura entre el ISCAMEN e Irrigación (DGR) por la falta de coordinación en el cobro de una Contribución Obligatoria Especial impuesta a los regantes que iban a sufragar, en parte, los gastos derivados de la lucha contra la plaga  lobesia botrana, que ataca a la vid. El DGR debía cobrar junto con el derecho de riego este aporte y luego derivarlo al organismo específico, ISCAMEN, quien no tiene capacidad administrativa para percibir la contribución. Luego de una sucesión de críticas públicas formuladas por el titular de éste organismo dirigidas a Irrigación, el radical alvearense Alejandro Molero, decidió rescindir el convenio mediante una ¡carta documento!, dejando seriamente expuesto al ya cuestionadísimo Sergio Marinelli (también radical y sanrafaelino), que viene cascoteado por la pésima gestión del agua en las jornadas previas a las heladas ocurridas hace apenas unas semanas.  Molero decidió cortar por lo sano, si se puede decir tal cosa de un elefante en una cristalería, e impulsar por sí mismo los  procesos judiciales de apremio fiscal. Este desaguisado que dejó a la vista el grado de coordinación y de diálogo en el propio seno del estado provincial, que es nula, se hizo mediante la Resolución 643 de Iscamen que fue publicada en el B.O. del miércoles pasado.  "La Dirección General de Irrigación no dio respuesta alguna a dicho requerimiento" dice el texto de la misma. La opereta fue motivo de una mini crisis en el gobierno, que no obstante su protección, no pudo ocultar la evidencia de la inacción de una parte y la falta de gestión política, o de torpeza directamente, de la otra. Otra muestra de que el modo Mendoza “hace agua”. 

Se complica el quincho oficialista: Una curiosa declaración final dejó el documento del congreso ordinario del radicalismo local, que afirma entre las intenciones de “Juntos por el Cambio debe representar verdaderamente a quienes quieren igualdad de oportunidades, distribución de la riqueza, empleo genuino, y progreso individual y colectivo”, algo que parece de ciencia ficción vistos los principios que marcan las gestiones radicales de Cornejo y Suárez.

Cornejo expresó que habrá sólo una candidatura de CM para gobernador, asegurando que “como Unión Cívica Radical, llegaremos a las próximas elecciones con una sola candidatura”.

La realidad es que hay muchos aspirantes en las gateras que no muestran intenciones de bajarse fácilmente. Entre ellos se anotan el intendente de Las Heras Daniel Orozco (patrocinado por Cobos), el hasta hace poco pollo del Cornejo Tadeo García (no se sabe si lo sigue siendo, ya que no mueve la aguja según dicen los propios radicales), el inclasificable “luchador por la libertad” Luis Petri y hasta el intendente capitalino Ulpiano Suárez, aunque esta candidatura no es tomada muy en serio por considerársela que es una puesta en escena de su tío Rodi para no quedar totalmente desdibujado por el dedazo de Cornejo.

A esta ya de por sí difícil amalgama, debe sumársele la intención del operador larretista Omar De Marchi, quien todavía no revela su juego de cara a las PASO de junio 2023, especulando con la posibilidad de ir por fuera de la coalición a la que critica sistemáticamente para marcarle la cancha al exgobernador, quien no admite ningún tipo de cuestionamiento a sus decisiones.

Crecimiento Económico: Sin dejar de reconocer que el principal problema a resolver de la economía argentina es la suba sistemática de los precios relativos, concluirá este año con un crecimiento mayor al previsto, superior al 5% anual, recuperando los niveles del 2017.  Un informe de la consultora de Lavagna Ecolatina adelantó que el crecimiento de la actividad económica “superará con comodidad” el 5% interanual en el promedio del año, alcanzando niveles que están solo 0,3 puntos porcentuales por debajo del máximo de la serie del Indec en 2017.

En este anticipo se tuvo en cuenta que el tercer trimestre, en el que se preveía recesión, terminó finalmente con un incremento promedio de 1,7%, acumulando así un aumento de 2,4% respecto a diciembre de 2021. Son buenas noticias para un final de año que se preveía turbulento y que parece que el gobierno nacional poco a poco logra reposicionarse para encarar un año electoral que se vislumbra difícil, pero por lo visto, no imposible. Dependerá en buena parte de que el crecimiento vaya acompañado por el descenso progresivo de los índices inflacionarios, que permitan una recomposición real del salario y de los ingresos de los millones de familias fuertemente golpeadas por el gobierno de JxC y por la posterior pandemia.

Bochorno legislativo. Los triunfos de la selección de futbol han mejorado, al menos mientras duren estos resultados, el humor de los argentinos.  Desde el costado de la política no llegan buenas noticias. Luego de una bochornosa sesión en la Cámara de Diputados, en la que se pretendía votar la creación de cinco nuevas universidades nacionales, la misma tuvo que ser   suspendida por la inaudita violencia de legisladores de Juntos por el Cambio que  apelaron  a los peores recursos para impedir el funcionamiento del cuerpo. En esa misma sesión  también se bloqueo  la realización de la sesión preparatoria en la que iba a tratar la renovación del mandato de  Cecilia Moreau  al frente de la Cámara. Obviamente que Junto por el Cambio no tiene la menor intención de debatir los proyectos  pendientes de tratamiento. Los insultos,  la agresiones y los gestos obscenos  contra  la presidenta del cuerpo alcanzaron ribetes vergonzosos que muestran con claridad la decadencia de los dirigentes de derecha política  argentina. “Que vergonzosos gritos, los gestos obscenos y la violencia de la oposición en el Congreso no nos impidan ver también el fondo. La sesión que interrumpieron estaba destinada a crear nuevas Universidades en la Provincia”, twiteò el gobernador de la provincia de Buenos Aires apuntando a Cristian Ritondo, jefe de la bancada PRO,  uno de los aspirantes a sucederlo y también uno de los más activos agresores en el recinto. 

Sin dudas que también la integración del Consejo de la Magistratura es una de las razones que se esconde detrás de estos bochornosos acontecimientos. Tal como lo señaló Cristina Fernández estos escándalos están impidiendo la integración al Consejo de los cuatro diputados y cuatro senadores. La falta de la representación parlamentaria brinda, indirectamente, protección a los jueces macristas que, sin control alguno, han asumido competencias legislativas y ejecutivas, pisando sin ninguna contemplación la Constitución Nacional.

A pocos días de que se conozca el veredicto por la causa “Vialidad” que tiene como principal acusada a la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, el clima social y político se enrarece por la flagrante injusticia de la que, casi con seguridad, será víctima la vicepresidenta. El partido judicial nuevamente en el centro de la escena haciendo lo que más le gusta: perseguir a dirigentes y militantes políticos y sociales que no son afines a los intereses corporativos a los cuales responden. Las consecuencias de estas graves inconductas no tardarán en manifestarse.  


/ En la misma sección
/ Argentina
"No me gustó dejar esa imagen", admitió Messi sobre el picante cruce con Países Bajos
/ Argentina
Encontraron al niño de 8 años que buscaban desde hace una semana
/ Argentina
Incautaron los celulares de Comelli y Cinalli por el presunto uso de redes sociales en la cárcel