Argentina // 2022-11-27
_
Panorama Político
GÓNDOLAS
Contener la inflación, aumentar las reservas de divisas y sostener una reducción de los gastos es parte de la receta de Massa para enfrentar el 2023. El sonsonete de Rody Suarez de culpar al gobierno nacional de todos los males de la provincia tropieza con las torpezas de sus propios funcionarios. Murió Hebe de Bonafini pero quedó su legado de memoria, verdad y justicia.


LA LUCHA CONTRA LA INFLACIÓN ES CONDICIÓN DE COMPETENCIA PARA 2023:  Es sabido para quienes tienen lectura política de la realidad que el nudo gordiano de la economía argentina es el alto índice de inflación que viene acumulándose en los últimos años.  También es el principal tema a resolver en la agenda del gobierno nacional. El propio ministro del área Sergio Massa recientemente hizo referencia a este punto al afirmar que lograr revertir la tendencia de la curva que muestra la inflación es la condición indispensable para que el Frente de Todos esté en condiciones de competir con reales posibilidades de retener el poder en las elecciones del año venidero. Esto es así fundamentalmente porque la víctima predilecta de este flagelo es el salario y los ingresos fijos, que no se actualizan de manera automática y vienen corriendo de atrás desde los tiempos de Macri, cuando se produjo una brutal transferencia de ingresos a favor del capital, especialmente financiero, en detrimento de aquellos ingresos. Mucho se ha hablado de las causas fundamentales que motivan la inflación, no es esta columna el lugar para repetirlas, pero afirmamos que no es la necesaria recomposición general de salarios la que está detrás de la continua suba de precios. La especulación por la inflación futura y el remarque indiscriminado tienen una responsabilidad central en este fenómeno que afecta sin piedad a (casi) todas las familias argentinas. La reciente vigencia de un acuerdo de precios denominado Precios Justos busca atender esta variable decisiva. Este programa pretende establecer precios de cerca de 2.000 productos de primera necesidad durante cuatro meses y un aumento máximo del 4% para otros 30.000 artículos durante el mismo período, que fue firmado por la Secretaría de Comercio y las empresas y comercializadores minoristas y ya rige en todo el país. De su éxito depende comenzar a percibir indicios a la baja.

La fijación de los precios tiene como referencia al promedio de los valores de octubre y, sobre esa base, se calcula el aumento del 4% para el resto de la canasta de productos sin fijar para las empresas participantes. Esta referencia busca lograr una lógica de variación de precios similar para todo el sector y manejar las expectativas de inflación para los próximos meses.

  Otro asunto de primer orden en este mismo sentido es sostener la acumulación de divisas, a la vez que se reduce el déficit en aquellos gastos que no impliquen una afectación a los programas que atienden a los más desfavorecidos.

En las últimas horas, desde Economía se anunció una segunda versión del "dólar soja", que comenzará a operar a partir del lunes con cotización de referencia de 230 pesos hasta fin del mes diciembre. El acuerdo con el sector más concentrado que gusta de sentarse arriba de los silobolsas, es que al final del programa hayan ingresado a las arcas del Banco Central al menos unos us$ 3 mil millones que le posibiliten el cumplimiento de la meta acordada de reservas líquidas con el FMI.

"A partir del día lunes, vamos a reestablecer el programa de promoción de exportaciones para el complejo agroindustrial de lo que todo lo que es soja y sus derivados. Lo hacemos con la convicción de que tenemos que lograr, al 30 de diciembre, batir el récord de exportaciones argentinas en lo que es el complejo agroindustrial", aseguró Massa al oficializar la medida.

En paralelo, desde el gobierno se busca confirmar una dinámica que se viene observando desde julio: el gasto primario por primera vez en el año muestra una reducción en términos reales si se la compara en un acumulado interanual, de acuerdo a diferentes estimaciones.

Es necesario perseverar en esta línea. La iniciativa en materia económica no debería abandonarse en estos meses difíciles, para que la aspiración lógica de continuidad de un gobierno, el que se vio sacudido desde el inicio por la irrupción de calamidades inesperadas (el Covid 19 es sólo la más notoria), tomando en consideración que, además, se estaba partiendo de una situación de emergencia en la que la dejó el país la ahora pretensiosa coalición que llevó al “mundialista” Mauricio Macri a la presidencia.

MODO MENDOZA, MARKETING POLÍTICO Y CINISMO;La lógica definida en los escritorios de los consultores que asesoran al gobierno provincial ha resultado tan sencilla como cínica: la culpa de todo lo que afecte negativamente a las y los mendocinos es culpa del gobierno de Alberto Fernández. Así lo ha aplicado sistemáticamente el gobernador Suárez y antes Alfredo Cornejo con resultados sorprendentes, de los que no es menor el aporte de la prensa bajo la nómina de la pauta oficial. Los últimos capítulos de esta reiterada acción de marketing político, tuvo lugar en la cena anual de la Asociación de Ejecutivos de Mendoza (AEM), un ámbito repleto de oídos propicios para este mensaje falaz. “las rencillas internas de un Gobierno nacional, donde parece que hay más oposición dentro del Gobierno que en la misma oposición” son aparentemente las razones para no solucionar la grave problemática de la seguridad, la educación, el alineamiento automático de buena parte de la justicia provincial, ocupada por ex funcionarios o militantes de la coalición gobernante en detrimento de la institucionalidad que alguna vez supo mostrar Mendoza respecto de otras provincias argentinas.

Con la misma soltura de cuerpo se permitió promocionar otro producto igualmente hueco el modo Mendoza: “acá tenemos una vasta tradición en adaptarnos a la circunstancia, de tener innovación en este mundo que va cambiando permanentemente. A eso tenemos que apostar, esa es la fe que tenemos que tener, esos valores que están en una sociedad. En el Gobierno somos representantes de los valores de ustedes, esa es la esperanza. Ustedes tienen un Gobierno que los acompaña, y con nuestro acompañamiento somos facilitadores de lo que ustedes tienen que hacer y no entorpecer y dejarlos hacer”. Una declaración de principios que nada dice de los paupérrimos salarios que se pagan en la provincia tanto en el sector público como en el privado, o peor en el sector informal de la economía que representa más del 40% de la población económicamente activa. Esta realidad es incontrastable: es una de las provincias donde los ingresos de los salarios son más bajos.

Como muestra basta un botón. En ese mismo sentido del discurso suarista se puede entender el absurdo reclamo realizado por el Secretario de Ambiente de la provincia, Humberto Mingorance. Durante la semana, el diseñador gráfico a cargo de la gestión ambiental se mostró agresivo hacia la supuesta falta de atención a la provincia en materia de fondos para el manejo de incendios que son habituales en cuanto las temperaturas comienzan a escalar. En sus redes vociferó que lleva 9 meses reclamando el envío del dinero correspondiente al Fondo Nacional de Manejo del Fuego, estimado en 61 millones de pesos. Pero su puesta en escena tuvo una contundente respuesta por parte del viceministro de Ambiente de la Nación, Sergio Federovisky, quien le contestó que el secretario de Ambiente de Mendoza se olvidó de firmar el convenio correspondiente, que es la práctica habitual. El vice de Juan Cabandié publicó en twitter: “Extraño comentario, pues la ley no fija ninguna forma de distribución a las provincias. Aún así, esta gestión distribuyó el 60% de lo recaudado. Mendoza recibirá, según convenios que Mingorance puede venir a firmar cuando quiera, tres veces lo que reclama”. Mingorance, sin pizca de vergüenza, replicó que no se los habían mandado pero que a él le “interesa ir a firmar y traer los fondos". Realmente inimputable.

 HEBE:  La noticia trascendió escueta y dolorosa: La presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, falleció en La Plata a los 93 años. Rápidamente se multiplicaron las muestras de afectos y admiración y el gobierno nacional decretó tres días de duelo nacional por su deceso. Una mujer imprescindible en la lucha por  mantener viva  la memoria, la verdad y la justicia,  Hebe  fue mucho más que la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, organización fundada en 1979 que se propuso recuperar los cuerpos y la historia de miles de desaparecidos, víctimas la dictadura cívico-militar que asoló la  argentina entre 1976 y 1983. Es un símbolo mundial de los Derechos Humanos; un  ama de casa que salió a la calle y a la Plaza impulsada  por el amor a dos de sus hijos y a su nuera, todos secuestrados y desaparecidos en aquellos años de plomo que padeció la argentina,  para transformarse en un símbolo de lucha y de resistencia contra todo tipo de injusticias. “Queridísima Hebe, Madre de Plaza de Mayo, símbolo mundial de la lucha por los Derechos Humanos, orgullo de la Argentina. Dios te llamó el día de la Soberanía Nacional… no debe ser casualidad. Simplemente, gracias y hasta siempre” tuiteo Cristina Fernández. También el presidente Alberto Fernández  dijo  “perdimos una luchadora incansable. Reclamando verdad y justicia junto a las Madres y Abuelas, enfrentó a los genocidas cuando el sentido común colectivo iba en otra dirección”. Previsiblemente por el lado de Juntos por el Cambio no hubo ningún mensaje de condolencias.

Con sus pañuelos blancos, símbolo inconfundible de resistencia, las Madres impusieron a fuerza de coraje y voluntad,  otra señal inconfundible  de su lucha para exigir la aparición con vida de sus hijos: las marchas que se iniciaron  el 30 de abril de 1977  alrededor de la Pirámide de Mayo, frente a la Casa Rosada, y que pronto cumplirán  45 años. Hoy  las cenizas de esta madre ejemplar  se depositaron en ese mismo lugar donde cada semana se la vio caminar, junto a sus compañeras de lucha. Este  24 de noviembre las Madres de Plaza de Mayo realizaron la Marcha N°2328  junto a multitud de personas que se  acercó a acompañarlas. Fue el primer jueves tras la partida de Hebe de Bonafini.

En este largo peregrinaje detrás de verdad y la justicia también ellas padecieron la persecución, la represión y desaparición. En  diciembre de 1977 perdieron en manos del estado terrorista a tres compañeras de lucha: Esther Ballestrino de Careaga, María Ponce de Bianco y Azucena Villaflor de Vincenti. El operativo fue llevado adelante por el grupo de tareas 332 de la ESMA  en el que actuaba como infiltrado el represor Alfredo Astiz, en la iglesia de la Santa Cruz, en el barrio  de San Cristóbal  donde fueron secuestradas  doce personas que fueron torturadas y muchas de ellas tiradas vivas al mar. En esa redada fueron también capturadas las monjas francesas Alice Domon y Léonie Duquet. Sin embargo, venciendo el miedo Hebe de Bonafini junto a otras compañeras, mantuvieron viva la organización y al movimiento que lentamente se iría gestando a su alrededor ya que como escribió Eduardo Galeano, "En Argentina las locas de Plaza de Mayo serán un ejemplo de salud mental porque ellas se negaron a olvidar en los tiempos de la amnesia obligatoria"

 Hebe decía que la lucha y la política son tan necesarias como comer.  Ella misma fue un  testimonio universal de este recorrido  histórico que se inició allá por 1977 en Plaza de Mayo y que no se detendrá mientras hayan argentinos que mantengan en alto las banderas de la memoria, la verdad y la justicia y entiendan que la democracia es un bien preciado que debe defenderse cotidianamente.


/ En la misma sección
/ Argentina
"No me gustó dejar esa imagen", admitió Messi sobre el picante cruce con Países Bajos
/ Argentina
Encontraron al niño de 8 años que buscaban desde hace una semana
/ Argentina
Incautaron los celulares de Comelli y Cinalli por el presunto uso de redes sociales en la cárcel