Argentina // 2022-11-20
_
Panorama Político
CONVOCANDO A LA ESPERANZA, SE LANZÓ “ALTERNATIVA PERONISTA”
Se lanzó Alternativa Peronista, un espacio que, en base a nuevas propuestas, busca cubrir el papel opositor a la gestión de Cambia Mendoza. Enojado con el dictamen del Fiscal Simón, el gobernador amenaza con ir a la Corte para “rollear” la deuda. Un fin de año con lluvia de tarifazos. Sin Cambia Mendoza, el Senado de la Nación aprobó el Presupuesto 2023. Cristina, todo a su tiempo y armoniosamente.


Con un acto multitudinario celebrado en el distrito de Rodeo de la Cruz para celebrar el Día de la Militancia, a cincuenta años del retorno al país del ex presidente Perón luego de un exilio de más de 17 años, se presentó este sábado el espacio Alternativa Peronista. Como un símbolo de que la impronta federal estará presente desde el minuto cero, el nuevo espacio se expresó orgánicamente como una opción que pretende constituirse en articulador de la oposición a partir de un programa de crecimiento para Mendoza, con una impronta movimientista. En el documento fundacional leído a modo de declaración de principios, también se expresa una crítica implícita por el creciente aislamiento de la conducción partidaria actual a las aspiraciones de las y los peronistas que reclaman canales democráticos, así como una oposición firme y coherente frente al gobierno de Cambia Mendoza.

“Hoy nos encontramos con el profundo convencimiento de que las y los peronistas de Mendoza nos debemos un espacio de escucha, de diálogo, de debate político, con una amplia representación territorial y federal, para ofrecer a las y los mendocinos una verdadera opción opositora al gobierno provincial, con el convencimiento de que es necesario generar una Alternativa Peronista que nos permita recuperar la mística, los valores de la solidaridad y del compañerismo”.

Las intenciones del espacio lanzado por un importante espectro del peronismo que no se siente convocado por el oficialismo partidario, está integrado, entre otros, por la Corriente Nacional de la Militancia, cuyos principales referentes son el Secretario de Malvinas Guillermo Carmona y la maipucina Fernanda Lacoste, el Senador provincial Rafael “Rafa” Moyano que actuó de anfitrión, así como dirigentes de toda la provincia, del sector sindical y movimientos sociales. El encuentro inaugural tuvo el acompañamiento de sendos mensajes de apoyo de los intendentes de San Rafael (Emir Félix) y de Lavalle (Roberto Righi).

En sus discursos, los y las referentes aclararon que no se centrarán en la interna del PJ, sino en el desafío de convocar a un acuerdo a partir de un modelo de desarrollo sustentable alternativo al que componen el radicalismo y el PRO para Mendoza.

“En los últimos siete años de gobierno de CM podemos verificar que el único crecimiento que hemos visto es el sostenido endeudamiento en dólares de las finanzas provinciales. Desde entonces arrastramos el estancamiento de nuestro Producto Bruto Geográfico, mientras que provincias vecinas que tienen un claro horizonte de desarrollo han crecido vigorosamente en este mismo período (2016/2022). La situación de deterioro general que hoy padecemos es observable en materia de educación pública, en el notorio deterioro de los servicios de salud pública y privada, en el aumento de la inseguridad ciudadana que no encuentra respuesta, por mencionar sólo algunos. En Mendoza, nuestros comprovincianos y comprovincianas exhibimos una triste distinción: tenemos los salarios más bajos de la región, tanto en el sector público como en el privado. Mendoza es una de las provincias argentinas que peores salarios paga”.

“No somos disidentes, nos reconocemos como Alternativa, porque tenemos la vocación de constituirnos en una opción política militante que pretende debatir dentro del movimiento nacional y popular que integra el peronismo, con amplitud frentista, que ofrezca a las y los mendocinos una propuesta de gobierno diferente de desarrollo de la provincia, comprendiendo que éste debe darse en el contexto de la integración nacional, que comporta también la integración regional”, expresaron en el encuentro de Guaymallén.

El cronograma fijado tiene como horizonte las elecciones desdobladas que recientemente anunció Rodolfo Suarez: las PASO provinciales, según la legislación local, deberán realizarse el 11 de junio de 2023, mientras que las generales se celebrarán el último domingo de septiembre del año próximo.

 Suarez, el rolleador rebelde: Luego del dictamen negativo del Fiscal de Estado, quien sostiene la necesidad del aval legislativo para emprender la reestructuración de la abultada deuda provincial contraída en dólares. El fiscal entiende que la deuda requiere esta dispensa especial para poderla reestructurar. Según el gobernador Suarez, esta autorización ya fue dada interpretando de manera rebuscada el artículo 68° de la Ley de Administración Financiera, por lo que se considera plenamente habilitado para avanzar en el "rolleo" de la deuda.

Tal expresión no es ni más ni menos que “patearla para adelante”, para el próximo gobierno, que deberá a su vez refinanciarla en peores condiciones. El tema de la deuda en dólares se ha convertido en el verdadero talón de Aquiles de la administración de CM. El año que viene hay compromisos de vencimientos por 130 millones de dólares, de los que deberían pagarse la mitad. Por eso, Rody, enojado con el dictamen y preocupado por lo que se viene, ya amenazó con utilizar el recurso de discutir en el ámbito judicial, sabedor de que en ese ámbito las órdenes se cumplen.

“Le vamos a contestar al fiscal con argumentos muy sólidos. Tienen que ver con que ya nosotros tenemos la Ley de Administración Financiera, que tiene un artículo que dice que a la provincia le permite reestructurar su deuda, textualmente dice así. Ese artículo fue votado con dos tercios de los votos en la Legislatura, por lo que ya tenemos esa autorización” retrucó Suarez a Fernando Simón.

Si no se logra de otro modo, el gobierno provincial acudirá a la Suprema Corte de Justicia de Mendoza para que el alto tribunal resuelva, como hace siempre que el agua le llega al cuello.

La estrategia del Tarifazo: Luego de la negociación paritaria con los sindicatos estatales que sostuvo como último round antes de fin de año, el gobierno provincial planeó cuidadosamente ejecutar de un solo plumazo una potente granizada de aumentos de tarifas. Con este movimiento pretenden a un tiempo, clausurar las paritarias y mitigar la bronca popular, aprovechando la época propicia por el interés en el mundial.

Los salados aumentos que soportaremos a partir de ahora alcanzan al transporte público, que pasará a costar $60 (tarifa plana a partir del 1 de diciembre que hoy vale $40). Posteriormente a partir de mediados de enero, pasará a costar $70. En los departamentos más alejados el aumento será aún peor. También sube el taxi.

Por su parte, el incremento en la tarifa del agua subirá en dos escalones, el primero será del 35,5%, (rige desde este viernes pasado) y el segundo de 24,38% (a partir del 1 de enero de 2023). El aumento acumulado es del 60%.

Para terminar el panorama del huascazo tarifario, la electricidad ya aumentó en forma “modesta”, comparado con los otros servicios, un 14,3% en la planilla Usuario Final Media. Así es el calor decía una canción de los Abuelos.

Presupuesto 2023: El Frente de Todos consiguió los votos en el Senado para  sancionar el Presupuesto 2023. Juntos por el Cambio no ingresó al recinto por lo que consideraron un atropello del oficialismo por incluir, en el temario de la sesión, el tratamiento de los representantes del Senado ante el Consejo de la Magistratura. Nuevamente la Argentina quedó a un paso de quedarse sin Presupuesto, como el año anterior, por anteponerse las peleas internas de algunos bloques legislativos al interés general. En un comunicado donde previenen sobre los peligros que se ciernen sobre la república por el “atropello” de la son objeto las instituciones, Juntos por el Cambio acusó al oficialismo y sus aliados de desconocer un fallo de la Corte Suprema de Justicia. La decisión judicial que tanto defiende Juntos por el Cambio es aquella en que los Supremos  desplazaron  del Consejo de la Magistratura al senador del FdT Martín Doñate, revocando su designación y reemplazándolo  por el senador del PRO Luis Juez a pedido del bloque macriradical, transgrediendo  groseramente la Constitución Nacional. Es por ello que, frente a esta intromisión de la Corte en una decisión de competencia exclusiva de la Cámara Alta, los representantes del oficialismo y sus aliados volvieron a insistir con un nuevo decreto donde proponen nuevamente a Doñate en lugar de cordobés Juez. El senador Adolfo Rodríguez Saá, dijo que el fallo de la Corte está “cambiando la jurisprudencia existente, entrometiéndose en la vida de otro poder del Estado y violando de esta manera el texto y el espíritu de la Constitución Nacional. Están violando la división de poderes que dicen defender, la vida republicana”, enfatizó.  El senador por Río Negro Alberto Weretilneck, en la misma línea, afirmó que “está absolutamente claro que el fallo de la Corte Suprema que plantea de qué manera se tienen que designar los representantes de este cuerpo es violatorio de nuestra autonomía (la del Senado)”. El 19 de noviembre se inicia un nuevo período de actividades del Consejo de la Magistratura. Allí se verá si la Corte toma juramento a los representantes propuestos por el Senado o se arroga la interpretación del Reglamento de la Cámara Alta  y bloquea nuevamente el acceso de Doñate para favorecer a Juntos por el Cambio. Lo que es innegable es la gravedad de conflicto de poderes que se ha desatado.

A pesar de estos entretelones, el Presupuesto de la Administración General de la Nación 2023 fue votado por unanimidad por los 37 legisladores que estaban en sus bancas, sin la presencia del interbloque de Juntos por el Cambio. El objetivo que persigue el oficialismo con esta Ley de leyes es hacer converger la estabilidad económica,  la recuperación del poder adquisitivo de los ingresos y  la recomposición y fortalecimiento de los mercados tanto internos como externos. Objetivos ambiciosos en un contexto complicado en medio de una puja distributiva donde las ganancias de las empresas siguen ganándole a los salarios, vía inflación. A juicio del miembro informante, el senador Ricardo Guerra, “Es un presupuesto realista en la cual financia los servicios esenciales del Estado como así también las políticas definidas en el plan de gobierno, pero en un arco de restricciones que está dado por un contexto mundial con una guerra que tiene impactos globales grandes”.  Con un déficit fiscal  que busca reducirse del 2,5% al  1,9%  y una pauta  inflacionaria de 60%, la ley está orientada fuertemente al gasto social,  al cual están asignados alrededor del 70% de los recursos. También en su articulado se incorporó prórroga de impuestos y el blanqueo para la compra de viviendas usadas. Este es el último Presupuesto de la gestión de Alberto Fernández. Sin dudas que el gabinete, y en particular Sergio Massa tendrán que realizar un esfuerzo  de envergadura, no solo por la complejidad económica  del momento  sino que la suerte de  las elecciones venideras está atado inevitablemente a los que ocurra en el plano económico.

Armoniosamente Cristina: Con el operativo clamor como telón de fondo, y con motivo del Día de la Militancia, este jueves por la noche habló, en el Estadio Único de La Plata, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. El acto venía precedido del “Voy a hacer lo que tenga que hacer” lanzado el 4 de noviembre por Cristina en el plenario de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) en Pilar, y de los duros términos con los que  Máximo Kirchner se refirió al  presidente Alberto Fernández en el Congreso del peronismo bonaerense en Mar del Plata,  donde afirmó “Se  tiene que terminar lo infantil de todo esto. No hay que distraerse cuando sos presidente, tenés que concentrarte en los problemas de tu sociedad". Si bien en Casa Rosada no se esperaba un discurso que tensionara aún más la relación entre ambos dirigentes, la convocatoria llegaba rodeada de cierto clima de lanzamiento de campaña, de un volver a empezar porque “con volver no alcanza”.

Quienes esperaban definiciones respecto de su candidatura, el anuncio no se concretó y en ese sentido no fue un acto de lanzamiento de campaña como muchos militantes reclamaban. Tampoco acertaron quienes pronosticaban que Cristina iba tensionar con la gestión de Alberto Fernández quien   viene regresando, con problemas de salud, de una gira por Francia e Indonesia, donde participó de la Cumbre de Líderes del G-20. Si bien no hizo alusión al Presidente señaló con precisión las dificultades que debió enfrentar este gobierno, entre ellos "el brutal endeudamiento" generado por Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional y que ha condicionado las políticas de gobierno, volviendo a insistir con la necesidad de alinear precios, salarios y tarifas.

Desde lo institucional reclamó por la convivencia pacífica y la tolerancia ya que, con el intento de asesinato que padeció en septiembre, "se quebró por primera vez el pacto democrático de respetar la vida …es obligación de todas las fuerzas volver a construir ese pacto democrático separando a los violentos, al lenguaje del odio y al que quiere que el otro se muera porque piensa diferente". Este llamado cobra especial importancia cuando los argentinos se aprestan a cumplir, el próximo 2023, 40 años de vida democrática interrumpida y en momentos donde referentes de oposición en plena campaña, sin ninguna propuesta de gobierno, llenan sus discursos de insultos y agravios, mientras alientan el comportamiento delictivo de grupos de violentos que amenazan la paz social.

En su discurso, afirmó que "donde no hay jueces puestos a dedo, presionables y eternos en sus cargos, el sistema funciona". Y no solo se trató de denunciar las graves inconductas en las incurren muchos magistrados sino también en el rol de guardianes de un orden social y económico regresivo y antipopular en los que se ha ido transformando este poder del estado. Recurrentemente se judicializan las decisiones políticas y económicas que el establishment considera desventajosas para sus propios intereses. El gobierno de los jueces es sin dudas una de las calamidades que más daño provoca a la institucionalidad.   

También la Seguridad fue motivo de las reflexiones de Cristina. Ni mano dura ni garantistas, subrayó. El poder político debe controlar a las policías y brindar seguridad que es otra de las deudas que la democracia tienen con todos los argentinos. Puso como ejemplo que “Cuando estuvimos en Gobierno desplegamos miles de gendarmes en el conurbano bonaerense.” y no andaban como ahora en el medio de la Patagonia haciendo “nadie sabe haciendo qué” señaló, en una directa alusión al uso de la Gendarmería Nacional para perseguir a las comunidades mapuches de Río Negro y Chubut.

Parafraseando a Perón, Cristina, frente a los cánticos de 50.000 almas que le pedían por su candidatura, respondió "Como decía el General, todo en su medida y armoniosamente". También su discurso fue medido y armonioso. Un gesto de grandeza si se tiene en cuenta que hace solo un par de meses, fue víctima de un cobarde atentado.


/ En la misma sección
/ Argentina
Contradicciones en sus declaraciones / Causa intento de magnicidio: citan nuevamente a las secretarias de Milman
/ Argentina
Coronavirus / Kreplak pidió completar los esquemas de vacunación contra el coronavirus