Argentina // 2022-09-18
_
Panorama Político
LA REFORMA DE LA CORTE, ¿NECESIDAD O IMPOSICIÓN POLÍTICA?
La reforma de la Corte que impulsa el gobernador Suarez no encuentra aliados por fuera del propio oficialismo. Bullrich en Mendoza alinea al radicalismo cornejista detrás del PRO. Mientras la investigación sobre el atentado contra Cristina Fernández de Kirchner sigue dando sorpresas, Sergio Massa volvió de los Estados Unidos con las tareas cumplidas.


La Reforma de la Corte, ¿necesidad o imposición política?  Sigue levantando polvareda el proyecto presentado por el ejecutivo provincial para modificar la estructura y el funcionamiento del Poder Judicial. En la última reunión de Comisión Senadores a la que fueron invitados el subsecretario de Justicia Marcelo D ´Agostino, quien oficia de vocero oficial del proyecto, y destacados referentes del ámbito jurídico, los ex jueces del alto tribunal Aída Kemelmajer y Alejandro Pérez Hualde, además del ex gobernador Arturo Lafalla, fue escenario propicio para que quedara expuesta la razón real del pretendido cambio.

A la supuesta “anomalía” en el funcionamiento de la Corte por la mayor cantidad de causas tramitadas en una de las Salas y que esta situación deriva en falta de “transparencia”, para lo cual proponen la disolución lisa y llana de ambas Salas y que se funcione en colegio con sorteo de causas, que expuso D´Agostino, le replicaron el resto de los invitados de manera contundente.

Aida Kemelmajer argumentó que "La justicia ha mejorado, no es tan lerda. No tenemos por qué creer que la Corte no necesita reformas, pero tienen que ir en consonancia con lo que se ha hecho en la justicia inferior, donde hay especialización. Este proyecto elimina la especialidad y yo creo que necesitamos gente especializada en la materia", o sea no va en el sentido de mejorar la justicia.

Por su parte, Pérez Hualde quien es de extracción radical, pero suele tener posiciones alejadas del personalismo cornejista en materia judicial, opinó que si quieren reformar, los cambios tienen que pasar por otro lado "Es una oportunidad para solucionar un montón de problemas. Tenemos una gran oportunidad de arreglar muchísimas cosas, pero con otro espíritu", en el proyecto "Hay muchas cosas imprecisas y una cuestión peligrosa en ese 4 a 3 (por la composición ideológica de la Corte), que puede cambiar". Es decir que se imponga la voluntad del número y no la razón jurídica que debería primar en las decisiones del tribunal.

Lafalla hizo una reflexión más política que jurídica: "Hubo muy buenas reformas, vienen funcionando muy bien. Pero no advierto que este proyecto garantice una notoria celeridad en los procesos, que es uno de los reclamos populares sobre la Justicia. Al contrario, me parece que lo complicaría”. "Venimos con esta ley desde 1.984 y el tema de las salas funcionó. La celeridad en la administración de justicia es sustancial. A eso tienen que apuntar las reformas y ésta no lo garantiza".

Con preocupación Omar Palermo, uno de los jueces supremos que integra la Sala 2, se expresó diciendo que “Es un proyecto que avanza en la independencia del Poder Judicial. Va a concentrar el control en pocas manos. El sistema de la eliminación de las salas genera una jurisprudencia muy diversa“.  “A mi siempre me ha gustado un Poder Judicial horizontal. Está en peligro la independencia interna del Poder Judicial. Me parece grave para la provincia. La única bandera que me moviliza es la del Poder Judicial independiente. Fomentemos el diálogo, escuchemos. Me parece muy importante escuchar”. Finalizó diciendo que habría que preguntarle al gobernador las razones del cambio, aunque están bastante claras: que los fallos que emanen del máximo tribunal de la provincia no contraríen sus intenciones y asegurarse de no dejar cabos sueltos que puedan comprometerlos en el futuro.

Como advertimos se advirtió en esta columna la semana pasada y pese a la notoria mayoría con que cuenta el oficialismo para imponerla a como dé lugar, traspasar ciertos límites que hacen a la institucionalidad republicana, uno de los argumentos que suele enarbolar Juntos por el Cambio a nivel nacional, deja expuesto a Suárez en un tema por demás espinoso que lo hace sentir incómodo, porque no le gusta dar explicaciones en público ni hacer frente a temas que puedan mellar su imagen. El debate irá ganando en fragor a medida que se acerque la definición en la legislatura, si es que el radicalismo no toma nota antes de las voces moderadas y bien fundadas que le aconsejan desistir de esta pretensión absolutista.

La Pato y el Gallito en la Feria. El jueves se concretó la visita de la titular del PRO a nivel nacional en modo campaña pero, tal como es el consejo de los asesores de marketing, estas acciones proselitistas deben negar que sea en calidad de “candidata”. El asunto es que estuvo en el mercado cooperativo de Guaymallén del brazo de su aliado, el senador Alfredo Cornejo. Dijo que "todavía no es momento de hablar de candidaturas".

Justificó su acercamiento a Cornejo en las coincidencias: "Argentina necesita carácter, valentía, fuerza y la capacidad de tomar decisiones y no volver atrás. Esa es una característica que Alfredo ha demostrado no solo siendo gobernador, sino también como diputado y senador. Esa característica es lo positivo". También apoyó a Suarez: “es un gobierno que nos representa y que ha venido generando muchas transformaciones en materia de educación, seguridad, economía y en el bienestar de los mendocinos tanto en la gestión de Alfredo Cornejo como en la del actual gobernador. Es un orgullo que una provincia que representa a Juntos por el Cambio se anime a hacer los cambios que se necesitan”. El senador correspondió con elogios de ocasión “orgulloso con la autoridad que tiene Patricia, con su experiencia y la formación política que tiene. Es una persona preparada en la gestión pública, doctora en Ciencias Políticas. Es decir, su autoridad desde su experiencia y trayectoria nos halaga”.

La coincidencia ideológica situada bien a la derecha del mapa político fue sintetizada por el propio senador “la provincia privilegia un entorno del sector privado, lo reconoce como el que crea riquezas. Todas estas cosas, la cultura populista las niega totalmente. Es por ello que desde este lugar nos sentimos muy complacidos de escuchar a Patricia Bullrich”. Ni una palabra al célebre proceso de desarrollo empresarial durante los años en que gobernó Macri.

El “modelo mendocino” exitoso al que se refieren la Pato y Cornejo es el mismo que está en el fondo de la tabla nacional en cuanto a generación de empleo y de retribuciones salariales, además de ser una de las provincias argentinas en donde se registra un mayor porcentaje de trabajo sin registrar, por no decir en “negro”.

Llamó la atención que el titular del Pro en Mendoza, el diputado nacional Omar De Marchi brillara por su ausencia en la recorrida de Bullrich. La interna está a la vuelta de la esquina.

 

Massa y su gira por los Estados Unidos: Las revelaciones que se van produciendo en torno al atentado de Cristina Fernández de Kirchner, resultado del trabajo que lleva adelante la jueza María Eugenia Capuchetti, impactan por la trama de complicidades que rodean el caso, el grado de planificación de las acciones, los sospechas sobre las fuentes de financiamiento, las modalidades de reclutamiento, los antecedentes de los involucrados y, en especial, el grado de violencia e impunidad con el que se expresaban  y actuaban los complotados. Es reprochable el hecho que, tanto Revolución Federal y Nación de Despojados, organizaciones que llevaron adelante el atentado,  no hayan sido detectadas antes por los organismos de seguridad responsables de proteger la vida y la seguridad de las personas.   Amenazas contra el presidente de la nación, vandalismo contra el auto de Sergio Massa,   bolsas mortuorias con nombres de dirigentes políticos, además de horcas y guillotinas colgadas en las rejas de la Casa Rosada son algunas de acciones directas llevadas adelante por estos grupos de violentos,  cuyas vinculaciones no dejan de sorprender a medida que la justicia avanza con la investigación. Es evidente que estos hechos no son aislados y  se dan en un contexto  donde el acoso judicial y mediático contra la ex presidenta y los discursos radicalizados de algunos sectores de la oposición van generando el caldo de cultivo, que es donde brota esta marginalidad envenenada y fanatizada  por la prédica de los medios y las redes sociales.

 Mientras una parte sustancial de la dirigencia política y la ciudadanía, con razón y cordura,  renovó públicamente su compromiso con la democracia y  su rechazo a los discursos del odio, el ministro de economía Sergio Massa viajó a los Estados Unidos donde mantuvo reuniones con  autoridades del Banco Interamericano de Desarrollo, el Fondo Monetario Internacional, directivos de las empresas vinculados al sector energético, entre otras importantes encuentros de trabajo.  Luego de las tensiones que transitó el Frente de Todos y el intento de magnicidio contra la vicepresidenta,  el viaje de Massa sirvió para  llevar un mensaje político  de tranquilidad a los organismos financieros y potenciales inversores.

En el plano estrictamente económico la misión fue a la búsqueda de dólares frescos e inversiones que permitan, primero estabilizar la principales variables económicas y luego remontar la dura cuesta que significa domar la inflación,  profundizar el orden fiscal, incrementar el superávit comercial, mejorar los salarios y el consumo e incrementar las fuentes de empleo como elemento de inclusión social.  

Los  buenos vínculos de Massa, públicamente conocidos, con parte de la dirigencia política de los Estados Unidos  le ayudaron, por una parte, a revalidar sus pergaminos como dirigente nacional con llegada a los círculos íntimos de poder norteamericano  y por otro a poder cumplir con una agenda ambiciosa ante el FMI, el Banco Mundial, el BID y el Tesoro de los Estados Unidos.

 La primera parada del ministro fue el BID  donde logró destrabar créditos por U$S 3.200 millones,  recursos que en buena parte pasaran a engrosar las  reservas del Banco Central. Hay que tener presente que Mauricio Claver-Carone, presidente de ese organismo llegó a ese sitial con  el respaldo del ex presidente  Donald Trump, un lugar que desde la creación de ese banco multilateral   siempre había sido presidido por un latinoamericano. No solo se rompió esta tradición sino que además Carone, que fue de los más entusiasta promotor para que el FMI otorgue al gobierno de Mauricio Macri el mayor préstamo de su historia, se había negado este año a enviar los 500 millones de dólares por su manifiesta enemistad con Gustavo Béliz, quien fue su competidor por la presidencia del organismo. Sin Beliz en el gabinete, el diálogo con Massa  fluyó,  al igual que los recursos que con urgencia necesita la gestión.   También Massa se reunió con la Directora Gerenta del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva. Más allá de las mutuas declaraciones de confianza y amistad, importa destacar principalmente que el organismo de crédito dio por aprobadas las metas fiscales, así como la reducción de los  adelantos transitorios del Banco Central al Tesoro y el incremento de las reservas internacionales a la que se había comprometido la Argentina. Este respaldo brindado al gobierno argentino por parte del FMI permitirá  un próximo desembolso de  u$s4.100 millones que también pasaran a engrosar   las reservas  del Banco Central,  uno de los talones de Aquiles de la economía doméstica.

Otro logro importante fue  el acuerdo alcanzado entre  la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y el Internal Revenue Services (IRS) de Estados Unidos. Este instrumento  le permitirá a la Argentina acceder en forma automática a información sobre las multinacionales establecidas en ese país. Esta declaración anual de los grupos multinacionales establecidos en Estados Unidos que operan en el país,  brindará información sobre actividades económicas que realizan, información sobre la asignación de los ingresos, resultados, impuestos pagados y devengados  y cantidad de trabajadores que emplea,  entre otros datos. Este avance en materia de  transparencia fiscal ayudará a detectar irregularidades y otro tipo de anomalías como la  evasión tributaria por parte de las grandes empresas. Ya  Massa había adelantado  que "existen más de 13.000 operaciones de importación trianguladas de 722 empresas que compraban productos a un precio, lo pasaban por otro destino y lo traían sobrefacturado a la Argentina".  Habrá que evaluar qué impacto tiene este acuerdo para castigar lo que ya se ha transformado en una pandemia: la evasión de impuestos a nivel global.

 Los objetivos de estabilizar los mercados y revertir la alta volatilidad de las principales variables económicas son objetivos que Massa ha cumplido satisfactoriamente. Si se compara la situación de turbulencia al momento de la renuncia de Martín Guzmán con el escenario que actualmente se registra,  cobra valor el peso de la  política  en la gestión de la economía. También, con el paso del tiempo, se va constatando que el Frente de Todos ha decidido priorizar la unidad y brindar apoyo cerrado al superministro. A favor de Massa habría que subrayar el hecho que no ha pretendido sacar ventajas políticas personales desde el lugar que le toca en el gabinete. Se ha mantenido orgánico y en plena comunicación con el resto de los socios de la coalición. Tampoco Cristina Fernández de Kirchner ha puesto reparos, al menos públicos, a las decisiones adoptadas por el tigrense. De mantenerse este nivel de cohesión política, el gobierno mantiene intacta la esperanza de recuperarse ante un electorado que hasta hoy se le muestra esquivo.


/ En la misma sección
/ Argentina
Continúa el conflicto / Hoy habrá una nueva reunión en Trabajo por la paritaria del sector de neumáticos
/ Argentina
Este martes / Comienza el juicio a la enfermera que asesinó a su cuñado tras reiteradas amenazas
/ Argentina
Reunión clave en el Ministerio de Trabajo por el conflicto en la industria del neumático