Mendoza // 2022-05-17
_
La justicia ordenó la reapertura del jardincito Evita
La DGE había decidido arbitrariamente el cierre, fundamentando presuntas irregularidades a la ONG que gestionaba el jardín maternal. Con ello, avanzaron con el cierre del espacio educativo y social, hoy fajado, cerrado y desmantelado. La medida cautelar de la jueza Salvini obliga a la DGE a reabrirlo en un plazo de 20 días.


Madres celebraron la tarde de este lunes al enterarse del fallo de la jueza Beatriz Salvini que atendió la medida cautelar solicitada por el abogado Marcelo Venier y falló a favor de las familias que desde fines de marzo iniciaron el reclamo para sostener el espacio educativo.

El jardincito Evita albergaba a 48 niños y niñas, de 1 a 3 años, mientras sus mamás, la mayoría trabajadoras y sostenes de familia, asistían a sus trabajos. El cierre intempestivo del jardín maternal ocasionó graves problemas para la economía de las mujeres y sus hijos.

La DGE había decidido arbitrariamente el cierre, fundamentando presuntas irregularidades a la ONG que gestionaba el jardín maternal, Cachypum. Con ello, avanzaron sobre el espacio educativo y social, hoy fajado, cerrado y desmantelado.

El abogado que representa a las familias de los niños y las niñas que asisten al jardincito, Marcelo Venier, compartió la buena noticia de la orden judicial que estable la reapertura de la institución y señaló que la jueza Salvini suspende la resolución de la DGE.

Asimismo, en la misma medida cautelar se dispone la reapertura del jardín maternal en el ámbito de la escuela hogar Eva Perón, en el plazo de 20 días, cosa que sí o sí debe hacer la DGE, detalló Venier.

“Prohíbe que la reubicación de las y los menores sea de manera discrecional, es decir, si alguno de los padres o madres desea reubicar a sus hijos, pueden hacerlo”, aclaró el abogado quien destacó además la unión y cohesión de las madres organizadas.

A la vez, el representante de las madres explicó sobre la medida resuelta por Salvini: “El amparo es de cumplimiento efectivo, se puede apelar, pero se debe cumplir sí o sí. La apelación no tiene efecto suspensivo, lo tienen que cumplir les guste o no les guste”.

Para Venier se trata de una medida más bien “protectoria”, que presentó el viernes pasado acompañado por Carolina Jacky, abogada especializada en género. “Es una medida protectoria fundada en la protección y contra la discriminación de la mujer”, puntualizó.

Por otro lado, las mamás del jardín están felices, emocionadas. “Tenemos ese sabor de que por fin nos escucharon, de que por fin justicia”, contó Roxana Torres, quien actualmente, con muchas complicaciones en su trabajo, lleva adelante la adaptación de su hijito Ulises en otro jardín.

“Fue un baldazo de agua fría cuando nos enteramos”, comentó Roxana, quien asume, asimismo, que ahora debe llevarse adelante la efectiva reapertura del jardín para concretar lo que iniciaron a través de la organización de la comunidad educativa.

Nancy Avaroa, docente y fundadora hace muchos años del jardín maternal, dio algunas precisiones de cómo está el Evita tras el cierre: “Está desmantelado, sacaron todo, a las maestras las dieron de baja del GEM, cerraron con faja para que nadie entrara, pusieron candado, cambiaron cerraduras”.

La comunidad educativa de la escuela Hogar Eva Perón, y del jardincito Evita en especial, manifiestan su felicidad, pero continúan organizadas a la espera de lo que suceda en los próximos 20 días, lapso que tiene la DGE para catar la medida judicial que falló a favor de las madres.


/ En la misma sección
/ Mendoza
Comienza una semana templada con mínimas muy bajas
/ Mendoza
Comenzó el Concurso de Ingreso a la Docencia