Mendoza // 2022-04-16
_
Hacia dónde va la economía mendocina
Han transcurrido setenta y dos meses de gestión de gobierno del frente constituido por la UCR y el PRO, en dicho periodo de tiempo los datos de la macroeconomía de Mendoza no son para festejar.


El endeudamiento, el desempleo, los niveles de ingreso promedio del salario y la pobreza, generan una pérdida de posicionamiento en la estructura socio-productiva que proyecta progresivamente un deficiente desempeño de la economía provincial.

Desde el oficialismo se intenta mostrar un escenario económico con altibajos pero con una alta dosis de eficiencia a partir de las decisiones de los funcionarios a cargo de los manejos de las cuentas públicas de Mendoza. Si los resultados proyectados no llegan, la responsabilidad es casi exclusividad de errores en la política económica diseñada desde las oficinas de la administración nacional. La difusión de datos con impacto negativo es patrimonio de los organismos nacionales y si los resultados a nivel provincial evidencian una dimensión mayor al promedio nacional, la postura es sospechar de quien emite la información desplazando al plano de la política un dato estadístico.

Deuda provincial

La UCR-PRO en los inicios de la administración provincial, solicitó y obtuvo autorización para tomar deuda, bajo la argumentación de la necesidad de sanear las cuentas y poner en funcionamiento un ambicioso plan de obra pública destinada a recuperar una economía local con signos de pérdida incremental de dinámica. La primera emisión de deuda en moneda extranjera (dólares estadounidenses) del exgobernador Cornejo se instrumentó en mayo de 2016 y fue por un monto de quinientos millones de dólares (PMY24), el titulo de deuda bajo legislación de EE.UU. registraba pagos semestrales de intereses y devolución del capital en tres cuotas anuales de USD 167 millones a partir de 2022.

En junio de 2017 nuevamente Mendoza se endeuda mediante la emisión de un título en pesos (PMJ21) por un monto de $ 5.218 millones, cuyo vencimiento operaba el 09/06/2021. En diciembre de ese mismo año mediante el decreto 2540/2017 la deuda en dólares se incrementa en USD 90 millones, los fondos obtenidos se destinan para atender el pago de la totalidad de los costos, gastos y demás accesorios que demande la Construcción de la Institución Diferenciada Cerrada para Ejecución de Pena.

De mayo de 2016 a diciembre de 2017 la deuda consolidada mendocina se incrementó en un 69,3%. El dato a destacar es el volumen de la deuda en dólares que al cierre de 2015 era de USD 460 millones y en el mismo mes de 2017 representaba USD 779 millones. 

El incremento nominal de la deuda consolidada también implico una mayor participación de los intereses en relación a los ingresos totales provinciales. En 2015 los intereses y gastos de la deuda representaban el 2,8% de los ingresos totales y en 2017 bajo el mismo concepto la participación fue del 6,0%.

En 2021 la administración Suarez con una pandemia sanitaria mundial vigente y con efecto directo en la actividad económica, refinancio el título de deuda en dólares (PMY24). Los términos de la operación estipulan pago semestral de intereses y amortización de capital. En 2022 dicha operación obliga al gobierno provincial abonar intereses por un monto de USD 22,5 millones, pero en 2023 se empezara a cancelar capital que representa una erogación anual de USD 81,5 millones a los cuales se adiciona intereses por otros USD 25,3 millones. 

Desempleo 

Los datos de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas de Mendoza (DEIE), exponen una tasa promedio de desocupación del 4,5% en el periodo 2010-2014, la serie estadística se interrumpio en el cierre de 2015 e inicios de 2016. En el segmento temporal 2017-2021, la tasa promedio es equivalente al 7,9%. El registro de mayor desocupación fue el correspondiente al segundo trimestre de 2020 con un 15%.

Otra fuente de información y consulta como el Observatorio de Empleo y Dinámica Empresarial (OEDE) del Ministerio de Trabajo de la Nación en base a datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), identifica que en Mendoza los asalariados registrados del sector privado en el tercer trimestre de 2021 eran 239.711, en igual trimestre de 2015 el número fue 260.099, que representa una reducción del 7,8% (20.388 asalariados registrados menos). La industria manufacturera mendocina en dicho periodo de tiempo registro una caída del 13,3% valor sensiblemente superior al promedio general.

Pobreza

La última medición realizada por INDEC (2do semestre de 2021), asigna al Gran Mendoza una tasa de pobreza del 44,6% de su población. El registro es superior al promedio nacional. (Total 31 Aglomeradas Urbanos: 37,3%).

En el segundo semestre de 2016 las personas bajo la línea de la pobreza del Gran Mendoza representaban el 33,5%, en el siguiente año el registro fue del 26,4%, desde dicho periodo de tiempo y hasta el 2021 las personas bajo la línea de la pobreza se incrementaron progresiva y sustancialmente, medición tras medición. 

El set de datos se complementa con la remuneración promedio de los trabajadores registrados del sector privado mendocino cuyo valor en diciembre de 2015 es un 20,8% inferior al valor promedio nacional, en diciembre de 2021 la diferencia es del 24,9%.

La combinación desocupación incremental y salario promedio provincial inferior al promedio nacional son dos variables que aceleran un proceso de transición a un estado de pobreza de un número significativo de mendocinos.

Seguramente el oficialismo tiene plena certeza que la dinámica económica provincial evoluciona a un ritmo menor al nacional, sin logros y con limitaciones el escenario futuro de Mendoza es incierto.  Las tendencias expuestas evidencian que las condicionantes políticas e institucionales del sistema neoliberal aún mantienen vigencia. 

La ausencia de políticas heterodoxas y el apego de otorgar a un sector del empresariado el direccionamiento de la política industrial-comercial provincial, es la pieza clave de un engranaje que está cambiando algunas características centrales de la economía mendocina.

En Argentina y en Mendoza creció la desigualdad durante la pandemia. El presente de la economía provincial no es atributo exclusivo del Covid19, sin un proyecto económico consensuado entre los diferentes actores del esquema productivo provincial, no se lograra recuperar y dar sustentabilidad a una plataforma productiva-comercial cuyas características representen los intereses locales.


/ En la misma sección
/ Mendoza
Anestesiología: se desarrolló la primera reunión de la Mesa de Diálogo
/ Mendoza
Polémica por la decisión de retirar el Cóndor del Acceso
/ Mendoza
La nueva vida de Pocha y Guillermina en fotos