Argentina // 2022-04-10
_
Panorama Político
PORTEZUELO, UNA NOVELA CON VILLANOS CONOCIDOS


Una novela turca: En esta semana, la sobreactuada posición oficial respecto al proyecto Portezuelo del Viento sobre el río Grande en Malargüe, contó con una presentación realizada por el propio Suárez a raíz del laudo presidencial. Una nueva entrega con los condimentos habituales de desinformación, ocultamiento y doble juego. Se dijo desde el cuarto piso que el jueves habría una respuesta definitiva al mismo, cosa que es totalmente impensable dado que desde la Presidencia se ha dado vista a todas las partes para allegar argumentos a sus posiciones. El propio Secretario del Interior José Lepere, quien hace las veces de viceministro, recordó que el anterior fallo producido durante el gobierno de Macri, llevó once meses de trabajo.

Como ya se ha expresado en esta columna, la situación resultante es de una complejidad política y técnica mayor. Los intereses que están operando para que se le baje el pulgar a la obra a la brevedad posible, para dar paso al ya famoso “Plan B”, también es grotesca. La realidad es que hay en juego más de mil millones de dólares disponibles para realizar obras de desarrollo hídrico y energético a la que quieren echar mano el radicalismo gobernante y las empresas que forman parte de su órbita económica, en un contexto donde el producto bruto geográfico de Mendoza se achica cada vez más y la inversión en obra pública proveniente del presupuesto provincial es prácticamente nula. Mientras, se ventilan estudios y cartas cruzadas en los principales medios provinciales según sea el interés defendido o patrocinado. A no desesperar, habrá muchos más capítulos en este boletín.

Te invito a mi fiestita: Luego de la invitación cursada por el ejecutivo nacional a la recepción oficial del presidente de Chile Gabriel Boric de visita en la Argentina, el gobernador Suárez recuperó los colores. Fue en una cena realizada en el Centro Cultural Kirchner, de la que participaron además de Suárez, los gobernadores Sergio Uñac de San Juan, Ricardo Quintela de La Rioja y Raúl Jalil Catamarca. El gobernador tuvo ocasión de plantear una agenda de trabajo común con el presidente de Chile. También hablaron sobre la importancia de continuar manteniendo los lazos comerciales, culturales y sociales con la provincia y le manifestó al joven mandatario trasandino su intención de realizar una visita comercial a Chile junto con empresarios de la provincia. Cuando Boric se refirió a su posicionamiento inequívoco respecto de la región "Latinoamérica debe recuperar una voz unida, de conjunto y cooperación en el escenario mundial", no hubo comentarios de parte del ex ofendido gobernador. Fue un buen gesto y un acierto del gobierno para evitar el latiguillo recurrente al que apela Cornejo y su elenco estable de que Mendoza es discriminada por la Nación.

Claro que a la hora de admitir errores propios atribuibles a las gestiones radicales de los últimos seis años y medio por la falta de rumbo y débil crecimiento de la economía local, reflejado en las contundentes cifras de pobreza publicadas por el Indec la semana pasada, prefirió plantear dudas sobre la veracidad de los mismos y le encomendó a la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas de la provincia hacer una evaluación de los números. Lo datos publicados muestran que el 44,6% de los mendocinos es pobre, un incremento de 0,6 puntos respecto de la última medición de finales del 2020. Durante el mismo período a nivel nacional, la pobreza descendió 4,7 puntos, pasando del 42% a 37,3% sobre el final del año 2021.

Para no olvidarse del guión aprendido, en el inicio del año judicial no se privó de decir que "hay una profunda dificultad originada por una macroeconomía enferma desde hace mucho tiempo, por un lado, por la pandemia y también por la incertidumbre que trae aparejada la falta de plan y las controversias en el seno mismo del Gobierno nacional".

Su fórmula mágica para salir de la malaria es el achicamiento del estado: "en ese contexto de inestabilidad política y económica, la mejor contribución que puede hacerse desde la Provincia es construir un Estado sano y austero", que ya se mostró con los ofrecimientos a sus trabajadores y trabajadoras. Sin desperdicios.

El show del Bruja: Luego de su desaparición durante casi toda la gestión, la orden dada por las usinas marketineras oficiales al ministro de Seguridad parece ser tener “presencia”. El montaje semanal que es la nueva rutina del huidizo ministro Raúl Levrino, que fuera inaugurada hace dos semanas en la galería Tonsa, tuvo lugar en varios desarmaderos de vehículos de Guaymallén, en donde se realizaron allanamientos cuidadosamente programados, con amplia cobertura de prensa y hasta un detallado inventario impreso de las autopartes secuestradas. El nuevo perfil elegido responde a la fuerte crítica social que recibe la acción pública, o mejor dicho a la inacción, en materia de seguridad. El ministro debería saber que este show sobre obviedades que todo el mundo conoce y que luego de casi 3 años él parece descubrir, no lo releva de su obligación como funcionario público de informar por los medios institucionales, es decir en la Legislatura.

La hora de la interna / El huso de la discordia: El recurrente tema del huso horario más adecuado para Mendoza y la diagonal oeste Argentina, que ha sido objeto de estudios científicos e infinidad de series estadísticas que prueban que la actual hora como atrasar los relojes cuenta con argumentos a favor y en contra. En eso nada nuevo, pero a partir de un proyecto presentado en la Legislatura por Jorge Difonso, aliado de CM, se manifestó la interna larvada al interior de esta coalición. Julio Cobos y su delfín, el autoproclamado candidato a gobernador, el lasherino Daniel Orozco, aprovecharon la situación para ganar espacio en los medios, a sabiendas de la cerrada oposición de Suárez a modificarlo. "Apoyo el valioso proyecto presentado por el diputado nacional Julio Cobos sobre el cambio del huso horario, ya que es muy necesario en la Argentina. Esta iniciativa otorgará numerosos beneficios en la vida de cada habitante de nuestras provincias", expresó el intendente.

Este cambio de opiniones, aparentemente menor, causó gran malestar en el establishment radical acusando a la dupla de crear turbulencias no deseadas al gobierno provincial. Los demás aspirantes de este palo, Tadeo García y Omar De Marchi, siguen aprovechando cualquier excusa para expresar su explicita intención de competir el año que viene. La novedad es que el radicalismo aparentemente va perfilando dos candidatos que hoy aparecen uno alineado, García, y otro distanciado respecto de la gestión provincial. 

Doble vara sobre Malvinas:  Luego de los emotivos actos conmemorativos que se desarrollaron en todo el país recordando la causa Malvinas y a los caídos y veteranos y veteranas de guerra, el Secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, el mendocino Guillermo Carmona, aprovechó la entrevista realizada por el medio británico The Telegraph para manifestar lo paradójico de la posición del Reino Unido respecto de Malvinas. “El inglés quizás ha sido uno de los gobiernos que con mayor vehemencia ha condenado la violación de la integridad territorial de Ucrania por parte de Rusia, pero al mismo tiempo que condena la violación de la integridad territorial ucraniana, ha mantenido persistentemente, por 189 años, una violación de la integridad territorial de Argentina”, Un doble estándar inaceptable. Mientras el R.U. condena la invasión de Rusia a Ucrania, se niega sistemáticamente a sentarse a la mesa de negociación con nuestro país sobre las Islas Malvinas y sus ambientes.

 

La Unidad tan deseada: La falta de un gesto político que recomponga la relación entre los dos referentes más importantes del Frente de Todos se está prolongando innecesariamente, afectando la marcha de la gestión y la resolución de problemas urgentes para el conjunto de la sociedad, entre ellos la  lucha contra la inflación. Hay factores favorables a la gestión,  que los miembros de la coalición deberían no solo considerar sino también apoyar,  lejos de cualquier otra consideración. La reducción del  índice de  desocupación en un 7%  y pobreza del 40% al 37%;  la refinanciación de la deuda,  tanto con el FMI como con los acreedores privados,  la recuperación moderada pero sostenida las principales variables económicas, la estabilización del dólar y el sostenido  incremento de las inversiones son solo algunos de los  logros que el  gobierno puede   exhibir,  sin por ello desconocer la situación desesperante  que padecen muchos argentinxs.  

 Aunque hay sectores  dentro de la coalición gobernante que pretenden estar moralmente por encima del resto de sus aliados, lo cierto es que la unidad del FdT es el único camino posible si este  quiere garantizar la fortaleza del gobierno  y evitar el próximo año un nuevo 2015.  "Estamos en un mundo muy difícil y el Ministerio de Economía tiene que bajar líneas claras de política económica que reduzcan la volatilidad y preserven ingresos populares; si no, esto se va poner feo” lanzó  el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti haciendo las delicias de la oposición y los medios de comunicación que lo festejan.  El Secretario debería saber que el  oficialismo, del cual es funcionario,  no tiene otros puntos  de acumulación que no sea el  propio  peronismo  y el kirchnerismo,  con todos los matices que estos representan. Sostener este armado político es el desafío de quienes hoy tienen la tarea de conducción y, también hay que señalarlo, la responsabilidad de proteger a aquellos sectores más vulnerables de la sociedad que quedarán a merced de una derecha despiadada, la que no dudará un momento en eliminar todos los derechos sociales y laborales que estén a su alcance,  si estos   triunfan en las elecciones del año próximo.

También y previsiblemente el  neoliberalismo y sus deformaciones más radicalizadas crecen en forma directamente  proporcional al nivel de disputa y fragmentación del FdT. La derecha política argentina, que ya no la integran generales y estancieros golpistas sino  élites empresariales altamente concentradas y trasnacionalizadas, son quienes capitalizan hoy la indignación social  prometiendo, paradójicamente, transparencia, el fin de la corrupción, pobreza cero, el diálogo, y la unidad de todos los argentinos.  Ya en el poder, tal como quedó demostrado durante la gestión de Mauricio Macri,  impulsan abiertamente el  endeudamiento externo,  la liberalización del mercado cambiario,  la fuga de capitales, la  reducción  impuestos a los ricos, la eliminación de las retenciones y la apropiación de los  ingresos de los trabajadores para trasladarlo a los sectores más concentrados y poderosos de la economía argentina. Esta semana  Juntos por el Cambio mostró nuevamente dónde están sus intereses. Lo hizo frente al proyecto de reforma del Consejo de la Magistratura, órgano  que elige a jueces  federales o promueve su remoción.  El macrismo quiere continuar con una justicia domesticada y a la medida de sus intereses y sus socios privados. Para lograrlo hará hasta lo imposible para conseguir la mayor cantidad de consejeros en ese organismo. Si bien en el Senado el proyecto, con algunos cambios, consiguió la media sanción con el Frente de Todos en bloque apoyando la iniciativa,  aún queda diputados, donde el oficialismo tiene más dificultades en conseguir los 129 votos que necesita la norma para su aprobación. Si finalmente el proyecto no logra aprobarse antes del 15 de abril, fecha que fijo la Corte Suprema para conformar la nueva composición,  el Consejo volverá a la integración de hace 20 años dónde la corporación judicial tiene el mayor  peso relativo. Si esto ocurre, Mauricio Macri puede continuar jugando al bridge sin que lo distraigan molestos asuntos judiciales.

Por otra parte Rodríguez Larreta dio otra muestra de  cuál es el camino que elegiría su gobierno, de llegar a serlo, en este caso frente a la protesta social. “Hay que sacarles los planes sociales a quienes corten las calles”, amenazó  en plena campaña, el jefe del gobierno porteño frente a los acampes que se produjeron estos últimos días en la ciudad de Buenos Aires.  

 También  el proyecto de ley que propone crear un "Fondo Nacional para la cancelación de la deuda con el FMI" con dinero fugado al exterior, presentado por el Frente de Todos fue otro escenario donde Juntos por el Cambio dejó en claro quiénes son sus aliados y cuáles los intereses que defiende. Según la mayoría de los cálculos habrían alrededor de  U$S 80.000 millones  fugados de la Argentina que no han sido  declarados ante el organismo fiscalizador y recaudador. El proyecto de ley que está en debate fija un aporte del 20%  sobre bienes  no declarados y de un 35%,  si después de seis meses de entrada en vigencia la norma, no se ha  cumplido con la misma. No hay que esforzarse demasiado para entender porque JxC se opone apelando a chicanas y objeciones reglamentarias. Fue durante el gobierno de Mauricio Macri donde, mientras se imponía un salvaje   plan de ajuste a la mayoría de la población, se permitió a un grupo de socios privilegiados  del gobierno,   enriquecerse  en una escandalosa operación de  fuga de divisas. De hecho, casi la totalidad de la deuda tomada del FMI fue sacada del país, en una clara maniobra de  malversación y fraude en perjuicio del estado nacional.  Queda claro que la negativa de JxC de apoyar este proyecto que busca castigar a los evasores impositivos,  pagando parte de la deuda  con el dinero fugado, es una decisión  que nada tiene que ver con cuestiones ideológicas. Es por sobre todo un reflejo  de autodefensa y de la protección de muchos de  sus propios dirigentes.

 Corriente Nacional de la Militancia: dirigentes y militantes de la Corriente Nacional de la Militancia, se reunieron en la ciudad de Rosario con el fin de hacer un llamado a la unidad del Frente de Todos y fortalecer al gobierno de Alberto Fernández. “Hay más unidad en la gente que en los dirigentes” disparó Agustín Rossi, referente de esa organización de la cual también es miembro fundador el mendocino Guillermo Carmona, quien participó del encuentro.  La grandes medios de comunicación, interesados en fogonear la interna del oficialismo, habían instalado la idea de que se trataba del lanzamiento del albertismo, un sustantivo creado por  la prensa concentrada para referirse a un espacio político abstracto,  pero que estaría en teoría conformado por funcionarios y dirigentes que apoyan al gobierno de Alberto Fernández y que se utiliza básicamente para acicatear la interna del Frente de Todos.

Delante de los más de  2.000 asistentes al acto, Rossi afirmó que “Tenemos un enemigo: no queremos que el neoliberalismo gobierne más en la Argentina, porque cada vez que lo hace las consecuencias son de enorme retroceso para el campo nacional y popular”  dijo en un pasaje de su discurso que ilumina con nitidez cuál es la disputa política de fondo que atraviesa la argentina.  Si bien del encuentro participaron también  funcionarios nacionales que no pertenecen a la CNM, como Cecilia Todesca o Jorge Ferraresi, todos coincidieron en la necesidad de sostener la unidad y capitalizar los logros del gobierno. La consigna de superar el internismo la definió Rossi con claridad,  “Las soluciones de la gente se logran con el peronismo en el gobierno, tenemos que dejar de mirarnos el ombligo y el 2023 es posible”  señaló autocríticamente.

Nuevamente la Corriente Nacional de la Militancia tomó la iniciativa    de lanzarse con un encuentro masivo donde las figuras de Néstor Kirchner, Cristina Fernández de Kirchner y Alberto Fernández que decoraban el escenario,  simbolizaron la unidad que tan fervientemente es reclamada por la inmensa mayoría de la militancia del campo nacional y popular.


/ En la misma sección
/ Argentina
Contradicciones en sus declaraciones / Causa intento de magnicidio: citan nuevamente a las secretarias de Milman
/ Argentina
Coronavirus / Kreplak pidió completar los esquemas de vacunación contra el coronavirus
/ Argentina
Comercio / Multas de hasta un millón de pesos a las empresas que incumplan el programa Precios Justos