Mendoza // 2021-04-05
_
Pacientes trasplantados reclaman por ser incorporadas al cronograma de vacunación
Definidos como población de riesgo, todavía no reciben novedades acerca del turno de vacunación correspondiente, por tratarse de pacientes inmunodeprimidos. Varias provincias comenzaron hace algunas semanas a darle cobertura a las y los trasplantados. En Mendoza, la posibilidad de ser incluidos a la brevedad en próximas tandas parece demasiado verde todavía.


Pacientes trasplantados mendocinos solicitan al Ministerio de Salud ser incorporados al cronograma de vacunación  por ser población de riesgo y encontrarse urgidos como pacientes inmunodeprimidos, en el marco de un proceso de vacunación lento en la provincia.

Hace una semana, Salta inició la vacunación contra Covid – 19 a pacientes trasplantados. Hace casi tres semanas atrás, Tucumán había hecho lo propio, lo mismo San Juan, rigiéndose por los cronogramas organizados por cada jurisdicción de vacunación a poblaciones de riesgo, por mencionar algunos ejemplos.

A nivel nacional, en los primeros días de marzo, la Comisión Nacional de Inmunizaciones recomendó la inclusión como población objetivo de las personas entre 18 y 59 años con condiciones de riesgo, de las personas con VIH, hepatitis crónica, enfermedad renal en diálisis, como así también a trasplantadas, y con discapacidad e institucionalizadas.

En Mendoza, la población de pacientes trasplantados aguarda novedades, con mucha preocupación, por su condición de inmunodeprimidos, sin recibir todavía señales desde la cartera sanitaria que apenas hoy abrió las inscripciones para vacunarse a los mayores de 60.

Mientras desde el INCAIMEN, el organismo a cargo de la donación y trasplante en la provincia y que por ahora está acéfalo, tampoco han brindan especificaciones a los pacientes por estar ajenos al operativo de inmunización.

Natalia Benavidez es vocera de un vasto grupo de pacientes trasplantados en Mendoza y contó sobre la urgencia de ser vacunados para los pacientes en lista de espera de trasplantes como así también para los trasplantados, no obstante el tiempo de realizada la intervención.

Y es que los y las trasplantas deben consumir de por vida una serie de medicamentos que las inmunosuprimen. En el propia tratamiento como trasplantados, y para evitar que el cuerpo rechace el órgano trasplantado, día a día, mes a mes, de por vida, están sujetos a esa medicación que los hace, al mismo tiempo, población de riesgo.

“Estamos a la espera, a ver cuándo nos vacunan, al ser inmunodeprimidos. Todavía no hay respuesta. Justo hoy la ministra dijo que los inmunodeprimidos no están para vacunar. Somos pacientes que tomamos inmunosupresores, de riesgo, casi todos”, cuenta Natalia.

Respecto de la población en general, la incidencia demográfica de pacientes trasplantados es mínima, por lo que una remesa para atender a esta población sería una resolución al reclamo de estos pacientes.

“Nos tenemos que vacunar, no entiendo por qué todavía no nos ponen como población de riesgo. No somos 10.000. Debemos ser alrededor de 1.500 trasplantados, tampoco somos tantos como para no acceder a una vacuna para nosotros”, comparte Natalia con desazón.

El reclamo de los y las pacientes trasplantados se suma al de otros sectores, considerados esenciales, y que poco a poco han manifestado su urgencia por ser incluidos en la inmunización: transportistas, trabajadores de la alimentación, trabajadores de comercio, trabajadores gastronómicos y hoteleros.

La vulnerabilidad en materia de defensas físicas de los trasplantados agrava la urgencia con la que reclaman ser incorporados al cronograma  de vacunación. A nivel nacional, la población de entre  18 y 59 años con factores de riesgo vacunada alcanza a 209.246 personas, según se desprende del Monitor Público de Vacunación.


/ En la misma sección
/ Mendoza
ANSES / No se pagará el bono de 15.000 pesos en Mendoza