Columnistas // 2021-03-08
_
Día internacional de la Mujer "Política y Trabajadora"
Las mujeres reclaman y merecen un mundo igualitario sin estigmas, estereotipos ni violencia; un mundo que sea sostenible, pacífico, con igualdad de derechos y oportunidades para todas las personas. ¿Pero cómo comenzó esta conmemoración del 8 de marzo? Como casi todas las cosas, el origen de dicho evento es la actividad política, generalmente proveniente de las clases trabajadoras y más humildes de la sociedad.


El 8 de marzo de 1857 el sindicato de costureras de una fábrica textil de Lower East Side, en Nueva York, organizó una enorme manifestación para reclamar una jornada laboral de diez horas. Miles de trabajadoras textiles decidieron salir a las calles para protestar por las míseras condiciones laborales y reivindicar un recorte del horario y el fin del trabajo infantil. La marcha fue duramente reprimida por la policía. 

Es el comienzo de una larga movilización de obreras contra la explotación a la que eran sometidas que sirvieron de referencia para fijar la fecha del Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo.

El 3 de mayo de 1908, en Chicago la organización Mujeres Socialistas, presidida por destacadas activistas como Corinne Brown y Gertrude Breslau-Hunt, organizan el primer “Día de la Mujer Trabajadora”. Se realizará por primera vez al año siguiente, en 1909, en honor a la lucha de miles de obreras que exigían reducción de la jornada laboral, mejores salarios y derecho al voto.

El 8 de marzo de 1910, en la segunda Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, celebrada en Copenhague, Dinamarca, con la asistencia de más de 100 mujeres procedentes de 17 países, se decidió proclamar el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Detrás de esta iniciativa estaban históricas defensoras de los derechos de las mujeres como Clara Zetkin y Rosa Luxemburgo. 

Zetkin jugó un papel clave defendiendo la necesidad de abordar la lucha de las mujeres por parte de los partidos socialistas, trabajando junto a las mujeres obreras. Organizó en 1907 la primera Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, dotándola de un periódico llamado “La Igualdad”. 

Tras el estallido de la Primera Guerra Mundial, organizó junto a Rosa Luxemburgo la primera “Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas contra la guerra”. En 1919 fue una de las fundadoras de la Liga Espartaquista, y posteriormente del Partido Comunista Alemán. En 1932, hizo un contundente llamamiento a combatir el nazismo.

Como consecuencia de la decisión adoptada en Copenhague en 1910, el Día Internacional de la Mujer se llevó a cabo por primera vez el 19 de marzo de 1911, en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, con reuniones a las que asistieron más de un millón de personas y en las que se exigió para las mujeres el derecho de voto y ocupar cargos públicos, el derecho al trabajo y a la formación profesional. 

El 25 de marzo de 1911 se produjo el incendio en la fábrica Triangle Shirtwaist de Nueva York. Ese día murieron 146 personas y otras 71 resultaron heridas. La gravedad del desastre hizo que se modificara la legislación laboral en Estados Unidos. El fuego causó la muerte de 123 trabajadoras y 23 trabajadores, la mayoría eran mujeres jóvenes inmigrantes de Europa del Este y tenían entre catorce y veintitrés años de edad.

Según el informe de los bomberos, una colilla de cigarrillo mal apagada originó el incendio. Las trabajadoras no pudieron escapar porque los responsables de la fábrica habían cerrado todas las puertas de escaleras y de salida, una práctica habitual entonces para evitar robos. Muchas de las trabajadoras, al no poder escapar del edificio en llamas, saltaron desde los pisos octavo, noveno y décimo a la calle.

El primer Estado que instauró el 8 de marzo como Día de la Mujer Trabajadora fue la Rusia posterior a la Revolución de Octubre. En ese hito jugó un papel decisivo la lucha de miles de mujeres obreras y bolcheviques, de las que formó parte Aleksandra Kolontái. Fue elegida miembro del Comité Ejecutivo del Soviet de Petrogrado y miembro del Comité Central del partido bolchevique, donde fue decisivo su apoyo a Lenin en la reunión donde se decidió la toma del Palacio de Invierno.

Aleksandra Kolontái, con su militancia y cargos políticos logró el voto para la mujer, la legalización del divorcio y la interrupción voluntaria del embarazo.

En 1975, la ONU instauró el Año Internacional de la Mujer y en 1977 la Asamblea General invitó a todos los estados a que proclamasen un día del año como "Día de las Naciones Unidas para los derechos de la Mujer y la Paz internacional". 

Finalmente, el 8 de marzo de 2011, la ONU fijó la fecha y se realizó el primer "Día Internacional de la Mujer de las Naciones Unidas" que es el que hoy rige en todo el mundo.
Se conmemora el 8 de marzo como el “Día de la Mujer”, pero nació y se desarrolló como “Día de la Mujer Trabajadora”. No parece ser una diferencia sin importancia. La lucha de las mujeres obreras y trabajadoras ha jugado, y sigue haciéndolo, un papel fundamental en el avance de la justicia social, la igualdad y el movimiento feminista. 

Pero, además, son las mujeres que tienen ideales políticos y sociales las que llevan adelante los procesos que consiguen logros que nos hacen mejores a todos y todas, muchas veces sufriendo exilio, abusos, torturas y hasta la propia muerte. 

Serán también las mujeres políticas y trabajadoras las que traerán los cambios que nos hagan vivir vidas más felices.  


/ En la misma sección
/ Columnistas
Nudo Vial: la nueva novela de Marcelo Padilla