Mendoza // 2021-01-13
_
Libreros piden la vuelta a clases presenciales
La poca definición, sujeta a criterios epidemiológicos, tiene en vilo a los libreros. En una carta, que remitieron al gobernador Rodolfo Suárez, no sólo piden que asuman la decisión de la presencialidad de las clases, sino que la mantengan firme.


La Cámara de Jugueterías y Librerías de Mendoza envió al gobierno un provincial una carta en la que acompañan la decisión de vuelta a clases presenciales. “Estamos muy preocupados porque hay mucha incertidumbre por el comienzo de clases”, expresó el presidente de la entidad, Gustavo Fernández.

“Hemos tenido un año muy complicado, como todos”, contó Fernández al aire de Radio Nacional Mendoza. Si bien las ventas por las fiestas de fin de año les dieron un respiro, las pocas certezas en torno al reinicio de clases los mantiene en suspenso: “No sabemos qué van a  necesitar los chicos y qué van a comprar”, planteó el librero.

A pocos días de clases en 2020, con la pandemia en puerta en la Argentina, las clases presenciales fueron las  primeras en suspenderse. Tras ello, se declaró el aislamiento y las clases se consolidaron en modo virtual, lo que fue un parate brutal a las expectativas comerciales de los libreros.

"El compromiso del gobierno nacional es garantizar la mayor presencialidad posible, siempre teniendo en cuenta la realidad epidemiológica", dijo el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta en declaraciones a medios nacionales.  En las mismas planteó que cada gobernador tomaría la decisión final de la vuelta a las aulas en cada provincia.

Trotta mantiene reuniones con los ministros de Educación de todas las jurisdicciones a fin de avanzar en las condiciones sanitarias y edilicias para reapertura de escuelas desde el inicio del ciclo lectivo; y para consensuar la campaña de vacunación a los docentes que comenzará en febrero.

La poca definición, sujeta a criterios epidemiológicos, tiene en vilo a los libreros. En el documento que remitieron a Suárez no sólo piden que tomen la decisión de la presencialidad de las clases, sino que se mantenga firme tal decisión: “Estamos apoyándolos en la decisión de empezar las clases en marzo, y que no se vuelva atrás”, resumió Fernández.

“Creemos que las condiciones tendrían que ir normalizándose, con protocolos. Tenemos muchas incertidumbres, no tenemos certezas para adquirir mercadería, anticipamos que van a faltar productos, porque también los importadores y fabricantes han producido entre 40% y 50% menos”, expuso el titular de la cámara librera.

Ferbández señaló: “A esta altura no tenemos compras hechas de productos porque no sabemos qué va a pasar”. Y es que los comerciantes vienen de un año difícil, en el que “cambió mucho el consumo: las clases virtuales hicieron que los chicos no consumieran todo lo que habían comprado para empezar las clases”, manifestó el presidente de la Cámara de Librerías.

“Tuvimos una reconversión de productos que antes no se vendían y que ahora sí. Todo lo que tenía que ver con tener a los chicos tranquilos en casa: juegos didácticos, libros de cuentos, plastilinas, pinturas, etc., se vendieron mucho más de lo habitual”, detalló Gustavo Fernández, quien dio cuenta de que otros productos, por su parte, disminuyeron en su consumo.

Para el librero la vuelta a las aulas representa una considerable reactivación comercial: “El año comercial comienza con el comienzo de clases. No es solamente la parte de librerías, sino también indumentarias, calzados, deportes, golosinas, transportes escolares”. Pero, por ahora, “no tenemos nada en claro todavía”, lamentó Fernández.


/ En la misma sección
/ Mendoza
Habilitarán salidas por controles médicos a adultos mayores que residen en geriátricos
/ Mendoza
Continúan las actividades del ciclo #ModoVerano en Biblioteca San Martín