Mendoza // 2020-12-22
_
El reclamo de Marcelo Padilla, la voz de todos y todas
El sociólogo entró en plena sesión legislativa para escuchar los discursos y rápidamente fue echado por la policía que allí se encontraba. Aprovechó para reiterar el pedido del pueblo de que Munives y Levrino presenten su renuncia luego del mal manejo del caso de Florencia Romano.

Para Padilla, “la presión social supera todo lo que intenta tapar el oficialismo”

“Que renuncie Munives, que renuncie Levrino. ¡Viva la lucha popular! Vivan las chicas que nos transfundieron la sangre de las nuevas generaciones que van a caer sobre ustedes”. Estas fueron las palabras a grito vivo del sociólogo y docente de la UNCuyo Marcelo Padilla ante la negativa de la policía a dejarlo permanecer en la Legislatura durante la sesión de este martes.

 

Padilla llegó al recinto para escuchar los discursos y tomar fotos. Al ser echado y ante el pedido de Mario Abed de discutir en otro momento, el sociólogo remató “Les dije que no, pero cuando me estaban por sacar vociferé y les pedí que tengan el coraje de pedirle la renuncia a Levrino y Munives". "Me pareció lamentable el papel del oficialismo cuando todo el arco opositor está pidiendo explicaciones por un femicidio que está lleno de irregularidades notables del Estado” consideró luego. 

El femicidio de Florencia Romano conmovió a toda la provincia por la cantidad de negligencias por parte de la policía, el CEO y la propia justicia. Desde la llamada al 911el día del crimen que la agente Soledad Herrera colgó sin derivar y las condenas por diversos crímenes en el pasado que el asesino Pablo Arancibia nunca recibió, hasta los terroríficos dichos del mismo Roberto Munives, atribuyendo la causa del crimen a la familia, como si toda la cadena de fallas previa no hubiese sido un catalizador para el desastre.

Para Padilla, “la presión social supera todo lo que intenta tapar el oficialismo” y agregó que “en el marco de una democracia, pedir citar a un funcionario público es algo normal, no un show mediático”. El oficialismo ha eludido las declaraciones sobre el manejo deficiente del caso, argumentando que “las explicaciones ya se dieron, si no son suficientes están los pedidos de informes”. El derecho a saber ha sido degradado; hoy, buscar respuestas constituye un verdadero acto de rebeldía. 

Marcelo Padilla gritó por él, por su familia, amigos y amigas y por el pueblo. Marcelo habló desde su lugar como sociólogo, como formador de jóvenes de cara al futuro, como padre, como ser humano. Marcelo fue esta vez la voz de quienes fueron obligados y obligadas a callar por un grupo de personas autoconvocadas la semana pasada, con la policía en pleno conocimiento de que habría quienes iban únicamente a causar destrozos.

En un trabajo macabro y minucioso, quisieron manchar la lucha de miles de jóvenes que solo piden volver a casa sintiendo tranquilidad, no adrenalina, que quieren ser libres, no valientes. 

Hoy, junto con Marcelo Padilla, gritan más de 290 mujeres que no están desde este año, más las 412 que faltan desde 2019, y se suman las 402 de 2018 y 408 de 2017, y junto a ellos, grita la juventud entera. 

El padre de Florencia Romano envió un saludo a Padilla, una especie de gracias silencioso, con el último aliento que surca unas cuerdas vocales cansadas, hartas de gritar por la injusticia.


/ En la misma sección
/ Mendoza
Habilitarán salidas por controles médicos a adultos mayores que residen en geriátricos
/ Mendoza
Continúan las actividades del ciclo #ModoVerano en Biblioteca San Martín