Mendoza // 2020-02-14
_
En marzo habilitarán un nuevo sector de Almafuerte II
Luego del traslado de los primeros habitantes que tiene este moderno complejo carcelario, se continúa trabajando para finalizar las obras de un nuevo sector que permitirá recibir a aproximadamente 200 internos más.


Autoridades del Servicio Penitenciario de Mendoza informaron que en marzo se producirán nuevos traslados hacia las Alas habilitadas dentro de la Unidad 11,  denominada Centro de Alojamiento Permanente Almafuerte II.

Se trata de un nuevo módulo, ubicado en espejo al habilitado anteriormente, compuesto por 4 alas, de 16 celdas cada una y con capacidad para aproximadamente 47 personas, lo que permite alojar un importante número de personas en lo que se considera el complejo carcelario más moderno del país.

Durante la primera etapa se alojó fundamentalmente a internos adultos mayores, es decir, personas de más de 55 años de edad. Esto permitía mantener no solo el orden del lugar y el cuidado de las instalaciones sino también ejercer mayor control de la seguridad ya que, por las dimensiones que presenta este nuevo complejo, el lugar continúa con obras en zonas cercanas.

Se ha comenzado así con un proceso para descomprimir las cárceles, disminuyendo significativamente la sobrepoblación, lo que permite continuar con los estándares que han llevado a nuestra provincia a destacarse en materia carcelaria.

El Servicio Penitenciario de Mendoza, junto con el acompañamiento de distintos entes que componen el Estado, se ha puesto al frente de este temática para impulsar no solo en el avance de obras de construcción y reacondicionamiento de complejos, unidades y alcaidías contravencionales, sino también en la modernización del concepto relacionado al tratamiento y la seguridad de las personas que se encuentren en contextos de encierro.

Este primer Centro de Alojamiento Permanente de la provincia permitirá que las personas privadas de libertad accedan a todas sus actividades sin tener que trasladados desde su sector de alojamiento hacia los distintos sectores. Se generará así un ahorro de recurso humano destinado a la custodia y trato de las personas privadas de libertad, ya que, la educación, el trabajo, la salud y las actividades deportivas estarán garantizadas dentro de los sectores que componen las alas.

Actualmente, las obras se desarrollan con un nivel de avance continuo en los sectores de alojamiento, el edificio en donde funcionará la escuela, un microhospital y los talleres en donde funcionará la Unidad de Producción Penitenciaria y los Centros de Capacitación para el Trabajo.

Las inauguraciones

Todos los complejos, unidades y centros carcelarios tienen tres momentos antes de comenzar a funcionar definitivamente.

El primero consiste en la recepción de la obra e inauguración por parte de las autoridades gubernamentales. El segundo, el ingreso de personal penitenciario para la comprobación de los servicios, el diseño planes de emergencia y protocolos de actuación frente a catástrofes, junto con la familiarización del  funcionamiento del sistema de monitoreo y seguridad.

Por último, el ingreso y traslado de los primeros internos, el cual comienza a concretarse aproximadamente 20 días después de la primera inauguración.


/ En la misma sección
/ Mendoza
Se entregaron las primeras mascarillas fabricadas por docentes de escuelas técnicas
/ Mendoza
Cuatro detenidos por caza ilegal
/ Mendoza
Desde el gobierno provincial destacaron los testeos hechos en Mendoza